Lima. El presidente de Perú, Martín Vizcarra, dijo este viernes que presentará al Congreso un mecanismo legal para cambiar las reglas de la elección de miembros del Tribunal Constitucional, que si es rechazado podría disolver el parlamento.

El anuncio es la respuesta a la decisión del Congreso, de mayoría opositora, de archivar el proyecto de Vizcarra para adelantar un año las elecciones, abriendo un escenario de incertidumbre política y agitación en el país.

Vizcarra indicó que los mismos sectores del Congreso que archivaron el proyecto de adelanto de elecciones ahora quieren “tomar el control del Tribunal Constitucional” en busca de impunidad.

"Con increíble celeridad presentaron a sus candidatos, sin reparar que algunos de ellos tienen vínculos con personajes investigados por corrupción", denunció el mandatario.

Vizcarra indicó que los mismos sectores del Congreso que archivaron el proyecto de adelanto de elecciones ahora quieren “tomar el control del Tribunal Constitucional” en busca de impunidad.

En un mensaje a la Nación, Vizcarra sostuvo que para su Gobierno es prioritario cumplir con los estándares constitucionales que garanticen la plena independencia y autonomía de una institución como el Tribunal Constitucional.

Advirtió que este intento de copamiento de las instituciones "pone en grave peligro a la democracia peruana".

Según la Constitución peruana, un presidente puede cerrar el Congreso y convocar a nuevas elecciones legislativas si el Parlamento rechaza dos veces el mecanismo constitucional de "cuestión de confianza" y respaldo a su gabinete ministerial sobre un proyecto de ley o política del Gobierno.

El actual Congreso ya despidió a un gabinete durante la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció en marzo en medio de acusaciones de corrupción.

Vizcarra, que era su vicepresidente, asumió el mando para completar el mandato gubernamental que culminará en 2021.

*Con información de Reuters y Andina.