Londres. El primer ministro británico, Boris Johnson, desafió este miércoles al líder del principal partido opositor, el laborista Jeremy Corbyn, a que accediera a convocar elecciones parlamentarias para el 15 de octubre, calificando el plan liderado por el Partido Laborista para tratar de evitar un Brexit sin acuerdo de "proyecto de ley de rendición".

"Este Gobierno sacará a este país de la Unión Europea el 31 de octubre, y sólo hay una cosa que se interpone en nuestro camino: el 'proyecto de ley de rendición' propuesto por el líder de la oposición (Corbyn)", dijo Johnson ante el Parlamento.

"¿Puedo invitar al líder de la oposición a que confirme, cuando tome la palabra en unos momentos, que si se aprueba ese proyecto de ley de rendición permitirá que el pueblo de este país pueda pronunciarse sobre lo que propone llevar a cabo en su nombre, con unas elecciones el 15 de octubre?", dijo Johnson.

Sin embargo, al necesitar el respaldo de dos tercios de los legisladores, la oferta de Johnson para una elección se frustrará inicialmente ya que los partidos de oposición están unidos en querer evitar un Brexit sin acuerdo antes de acordar una votación.

Una alianza de legisladores de la oposición respaldada por 21 rebeldes del Partido Conservador de Johnson derrotó al gobierno este martes por una moción que les permite tratar de aprobar una ley que obligaría a una extensión de tres meses a la fecha de salida de la UE de Reino Unido.

Johnson dijo que su estrategia era conseguir un acuerdo sobre el Brexit en una cumbre de la UE el 17 de octubre y "lograr que se cumpla el Brexit". Dijo que el gobierno británico estaba haciendo un progreso sustancial y que lograría eliminar el respaldo fronterizo irlandés.

El enfrentamiento entre el primer ministro y el parlamento continúa este miércoles con una serie vertiginosa de eventos planeados que incluyen una votación sobre el intento de bloquear cualquier acuerdo, una votación sobre la oferta electoral de Johnson y preguntas al primer ministro.