Lima. El presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, aseveró que la justicia debe aplicarse con racionalidad y sin impunidad, al tiempo que invitó a la reflexión acerca del uso que se le está dando a la medida de prisión preventiva como solución inmediata para administrar justicia. 

Insistió en el respeto a la autonomía e independencia del Poder Judicial y del Ministerio Público al indicar que es posible un espacio de reflexión en estos estamentos sobre la aplicación de la prisión preventiva. 

"Si la solución tiene que ser legal, me parece que la herramienta legal existe y que el criterio judicial debe guiarse por lo que ha dicho el Tribunal Constitucional y la Corte Suprema y hacer cumplir la ley con razonabilidad y sin ningún tipo de impunidad", expresó en RPP.

Del Solar consideró oportuna la pregunta si se está haciendo de una medida excepcional como la prisión preventiva, “una moneda corriente” y “de uso cotidiano”.

Del Solar consideró irresponsable la posición de algunos de pretender endilgar una responsabilidad a terceros por la muerte del ex presidente Alan García, cuando la misma se produjo por una decisión personal.

"¿Estamos haciendo de una medida excepcional como la prisión preventiva, sin que alguien haya sido juzgado, una moneda corriente que se ha vuelto de uso cotidiano? Creo que hay un espacio de diálogo para que se reflexione al respecto y creo que el Poder Judicial y Ministerio Público deben hacer esta reflexión con total respeto de su autonomía”, agregó.

El jefe del Gabinete Ministerial señaló que el país pasa por momentos difíciles, sin embargo, anotó, va en la dirección correcta. La razón, según dijo, es porque la justicia trabaja para que se establezca con claridad que hay detrás de los casos de corrupción investigados.

“Los peruanos tenemos derecho de saber”, subrayó. En ese sentido, dijo, hay que proteger el sistema de justicia porque ayuda al país a ser mejor.

De otro lado, consideró irresponsable la posición de algunos de pretender endilgar una responsabilidad a terceros por la muerte del ex presidente Alan García, cuando la misma se produjo por una decisión personal.

Sostuvo que el presidente Martín Vizcarra guardó mesura y respeto frente a este hecho doloroso, que constituyó un golpe emocional tremendo, en especial para los familiares de García y los militantes del partido Aprista.