Londres. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, enfrentará una moción de censura sin precedentes, una más desde diciembre, procedente de sus simpatizantes en las bases del Partido Conservador, en un intento por echarla por la manera en que ha manejado el "brexit", informaron este lunes medios locales.

De acuerdo con la BBC, más de 70 jefes de asociaciones locales del Partido Conservador han firmado una petición para solicitar una reunión general extraordinaria con la posición de May como punto principal de la agenda.

Las asociaciones pidieron una reunión general extraordinaria de la Convención Conservadora Nacional para discutir el liderazgo de la primera ministra en el partido, informó el diario Daily Telegraph.

Se espera una votación no vinculante durante la reunión. Si surgiera una falta de confianza, esto ejercería presión sobre el Comité 1922 de parlamentarios conservadores para encontrar la manera de destituir por la fuerza a la primera ministra, indicó el periódico Evening Standard.

Más de 800 de los miembros más importantes del partido, incluyendo a los jefes de las asociaciones locales, participarán en la votación, dijo el diario con sede en Londres.

Más de 800 de los miembros más importantes del partido, incluyendo a los jefes de las asociaciones locales, participarán en la votación, dijo el diario con sede en Londres.

A pesar de estar sometida a presiones, la primera ministra sobrevivió a una moción de censura de sus parlamentarios en diciembre.

De acuerdo con las reglas del partido, debe pasar un año antes de que se pueda realizar otra votación, pero se debe realizar una reunión general extraordinaria si más de 65 asociaciones locales la solicitan en una petición.

Se cree que esta es la primera ocasión en que este procedimiento se utiliza.