Con más del 95% de los votos escrutados en Ecuador, los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) otorgan la victoria al candidato conservador Guillermo Lasso frente al candidato correísta Andrés Arauz en las elecciones por la presidencia del país.

Lasso, el aspirante del Movimiento CREO y de ideología conservadora y liberal, ha conseguido el 52,5% de los sufragios en esta segunda vuelta electoral según las cifras disponibles hasta el momento, frente al 47,40% del postulante de Unión por la Esperanza (UNES), publica El Universo.

En una jornada marcada por el llamamiento al voto nulo de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) después de que el candidato indigenista Yaku Pérez quedara fuera de la segunda vuelta por un estrecho margen, las encuestas a pie de urna también otorgan la victoria a Lasso aunque por un escaso margen.

La encuestadora Cedatos dijo que su sondeo a boca de urna mostró a Lasso como ganador con el 53,24% de los votos, frente al 46,76% de Arauz, mientras que la firma Clima Social informó que sus resultados están dentro del margen de error de su encuesta y, por tanto, no los hizo públicos, reveló Reuters.

Lasso, un exbanquero conservador, ha prometido miles de fuentes de trabajo, aumentar el salario básico y fomentar la inversión extranjera en la nación petrolera.

Una tercera encuestadora, Eureknow, también habló de un empate técnico en los resultados no oficiales de exit poll; sin embargo, proyecta a Guillermo Lasso como el eventual ganador de esta segunda vuelta electoral. 

Tras la publicación del escrutinio en directo del CNE, Lasso ha utilizado su cuenta de Twitter para celebrar que "¡juntos lo estamos logrando!".

"Gracias Ecuador por demostrar su apoyo en las urnas. Como corresponde, vamos a esperar los resultados oficiales", ha remarcado, para añadir que "estamos positivos y con la fe en alto".

Lasso, un exbanquero conservador, ha prometido miles de fuentes de trabajo, aumentar el salario básico y fomentar la inversión extranjera en la nación petrolera.

Poco más de 13,1 millones de ecuatorianos estaban llamados a emitir su voto obligatorio en una jornada que se extendió por diez horas y concluyó a las 17H00 (22H00 GMT), sin inconvenientes o mayores aglomeraciones.

El nuevo presidente asumirá el cargo el 24 de mayo, para un periodo de cuatro años.