Quito. "Hemos tenido dos años de persecución y desgobierno", así calificó el expresidente Rafael Correa, a través de un comunicado de tres páginas, el accionar del actual régimen del presidente Lenín Moreno en distintas situaciones como el caso Sobornos 2012 - 2016, caso Odebrecht, sobreprecios en obras emblemáticas, entre otros. 

"Afirmaron que en todas las obras había sobreprecios, que existían nuevos ricos -aparte de Moreno, no conozco a ninguno-, que ya se habían descubierto nuestros "testaferros". Incluso contrataron a la empresa Berkeley Research Group (BGR) para que encuentre nuestras supuestas cuentas en el extranjero", expresó Correa. 

La crisis carcelaria en el país fue otro de los temas a los que se refirió Correa. "Ahora, con la crisis carcelaria, manifiestan que esto no nos sucedía a nosotros porque teníamos un “pacto” con las bandas delincuenciales", indicó. 

El ex mandatario señaló que está involucrado en cerca de 25 investigaciones penales y otras auditorías de Contraloría como la emisión de certificados de tesorería (CETES) o contratos de campos petroleros, aunque dice nunca conoció de nombres de dichos acuerdos. 

"La cereza del pastel es el ex presidente Correa, por lo que sin ninguna prueba Fiscalía me vinculará en el caso (Odebrecht). Todo el aparataje del Estado está orientado a perseguirme y tratar de evitar mi regreso al país", dijo Correa. 

"Dijeron que 'Odebrecht puso presidente', sin que hayan podido probarlo. Entonces, el caso conocido como 'Arroz Verde', la Fiscalía perversamente lo bautizó como 'Sobornos 2012-2016' para insinuar que se trata de dinero sucio. Pero ¿cómo puede haber 'sobornos' sin 'sobornadores'? Luego, 'descubren' 63.000 hojas en un computador de Presidencia, registros supuestamente llevados por Laura Terán, persona a la que tampoco conozco, pero que trabajó en el Gobierno solamente hasta el 2015. Entonces, ¿cómo puede haber 'registros' hasta el 2016?", refutó. 

Correa asegura que la fiscal Diana Salazar tiene la intención de aplicar el delito de asociación ilícita, que está en el artículo 370 del Código Orgánico Integral Penal.

"Obviamente, la cereza del pastel es el ex presidente Correa, por lo que sin ninguna prueba Fiscalía nuevamente me vinculará en este caso. Todo el aparataje del Estado está orientado a perseguirme y tratar de evitar mi regreso al país", dijo Correa. 

Finalmente, señaló que sobre el caso “INAPapers”, Salazar "no ha hecho absolutamente nada".