Lima. La comisión de Constitución del Congreso peruano aprobó por mayoría la primera reforma política planteada por el Ejecutivo referida a los impedimentos para ser candidato, en el marco de la cuestión de confianza otorgada al gobierno de Martín Vizcarra.

Se trata de un cambio en la Constitución para garantizar una mayor idoneidad en los cargos de elección popular.

La reforma aprobada añade en el artículo 34 de la Constitución, referido los impedimentos para ser candidato, la prohibición de postular a algún cargo de elección popular a los sentenciados en primera instancia por delito doloso "de acuerdo con los términos establecidos en la ley".

La Comisión de Constitución aprobó además un cambio en el articulo 39 de la Constitución para extender esta prohibición al ejercicio de la función pública. 

Por tratarse de una modificación constitucional, este dictamen debe ser aprobado por el pleno del Congreso en dos legislaturas para entrar en vigencia en las elecciones de 2021. 

"Están impedidos de ejercer la función pública, mediante designación en cargos de confianza, los condenados por delito doloso en primera instancia, de acuerdo con los términos establecidos en la ley", reza el artículo tras la modificación.

El Ejecutivo, en su propuesta de reforma constitucional, solo planteaba el impedimento para postular a “las personas que cuenten con sentencia condenatoria en primera instancia por delito doloso cuya pena sea mayor a cuatro años”.

Por tratarse de una modificación constitucional, este dictamen debe ser aprobado por el pleno del Congreso en dos legislaturas para entrar en vigencia en las elecciones de 2021.