Washington. El informe del abogado especial de Estados Unidos, Robert Mueller, sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 no encontró que el presidente Donald Trump cometiera un delito, pero tampoco lo exonerara, según un resumen de los hallazgos de Mueller publicados este domingo.

Mueller, quien pasó casi dos años investigando las acusaciones de que Rusia se había entrometido en las elecciones de 2016 para ayudar a Trump a derrotar a su oponente demócrata, Hillary Clinton, tampoco encontró pruebas de que algún miembro de la campaña electoral de Trump conspirara con Rusia durante las elecciones.

"Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera", dijo el fiscal general William Barr citando a Mueller en su informe sobre la posible obstrucción de la justicia.

Mueller dijo que le dejaría al fiscal general decidir si se cometió un delito.

"Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera", dijo el fiscal general William Barr citando a Mueller en su informe sobre la posible obstrucción de la justicia.

El resumen de Barr dijo que Mueller no encontró evidencia de que la campaña de Trump se coordinara con Rusia, a pesar de las múltiples ofertas de individuos asociados con Rusia.

Es probable que la publicación del resumen encienda una nueva lucha política en Washington cuando los demócratas presionan para que Barr publique el informe completo, y Trump aprovecha los hallazgos como vindicación de su afirmación casi diaria de que fue víctima de una "caza de brujas".

Trump siempre ha negado colaborar con Moscú u obstruir la justicia. Rusia dice que no interfirió en las elecciones, aunque las agencias de inteligencia de Estados Unidos concluyeron que sí.

Barr dijo que la investigación también encontró evidencia insuficiente de que Trump había intentado obstruir la justicia. Muchos de sus oponentes lo acusaron de obstruir la investigación de Rusia cuando despidió al ex director del FBI, James Comey.

El Departamento de Justicia anunció este viernes que Mueller había finalizado su investigación luego de presentar cargos contra 34 personas, incluidos agentes rusos y antiguos aliados clave de Trump, como su presidente de campaña Paul Manafort, el ex asesor de seguridad nacional Mike Flynn y su abogado personal Michael Cohen.

Sin embargo, ninguno de esos cargos se relaciona directamente con el supuesto hecho de que la campaña de Trump funcionó con Moscú.