Beirut. Le decisión de Estados Unidos de retirarse de Siria permitirá que Estado Islámico se reagrupe en una etapa crítica en el conflicto, dijeron este jueves fuerzas kurdas aliadas de Washington, después de que aliados occidentales manifestaron su preocupación por la repentina determinación.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por Estados Unidos, dijeron que el retiro por parte del presidente Donald Trump de todas las tropas estadounidenses dejará a los sirios entre "las garras de grupos hostiles" que luchan por territorio en la guerra que ya dura siete años.

El anuncio de Trump de este miércoles dio un giro a un pilar central de la política estadounidense en Oriente Medio y sorprendió a legisladores y aliados que cuestionaron la declaración de victoria del mandatario estadounidense en Siria.

Trump defendió su decisión este jueves. En una serie de tuits, afirmó que estaba cumpliendo con una promesa de su campaña presidencial de 2016 de salir del país de Oriente Medio.

Trump defendió su decisión este jueves. En una serie de tuits, afirmó que estaba cumpliendo con una promesa de su campaña presidencial de 2016 de salir del país de Oriente Medio.

Las FDS, que son respaldadas por cerca de 2.000 soldados estadounidenses, están en las etapas finales de una campaña para recapturar áreas capturadas por militantes de Estado Islámico.

Sin embargo, enfrentan la amenaza de una incursión militar de Turquía, que considera que los combatientes de la milicia kurda YPG que encabezan las FDS son un grupo terrorista, además de posibles avances de fuerzas sirias respaldadas por Rusia e Irán, comprometidas con la restauración del control del presidente Bashar al-Assad en todo el país.

Después de tres años de combatir junto a fuerzas estadounidenses, las FDS dijeron que la batalla contra Estado Islámico había llegado a una fase decisiva que necesitaba de más apoyo, no un retiro precipitado de Estados Unidos.

Aliados occidentales incluyendo a Francia, Reino Unido y Alemania, también describieron como prematura la declaración de victoria por parte de Trump.

Funcionarios dijeron que Francia mantendrá a sus tropas en el norte de Siria por ahora debido a que los militantes de Estado Islámico no han sido eliminados y presentan una amenaza a los intereses franceses.

Un viceministro de Defensa británico dijo el miércoles que discrepa enérgicamente con Trump. "(Estado Islámico) ha cambiado a otras formas de extremismo y la amenaza está muy viva", escribió en Twitter Tobias Ellwood.

En tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó que concuerda en gran medida con Trump en que Estado Islámico fue derrotado en Siria, pero agregó que existe un riesgo de que pueda reagruparse.