Los demócratas que aspiran a ser el candidato presidencial del partido de cara a las elecciones de 2020 en Estados Unidos se enfrentaron la noche de este martes en un debate centrado en los ataques que los más moderados lanzaron a Bernie Sanders y Elizabeth Warren, los más "izquierdistas” y quienes marcan 16% y 14%, respectivamente, en los sondeos.

Sanders y Warren fueron los primeros en subir al escenario montado por la cadena CNN en Detroit, Michigan, y presentaron sus propuestas. Warren, por ejemplo, defendió un "cambio grande y estructural” y advirtió que la falta de voluntad política frente al presidente Donald Trump va a dejar intacto un sistema "amañado que ha ayudado a los ricos y a quienes tienen buenas conexiones, dejando en el suelo a todo el resto”.

Por su parte Sanders, quien defiende un programa de atención universal de salud conocido como "Medicare para todos”, la legalización de la marihuana y un alza del salario mínimo a US$15 por hora, llamó a "transformar la economía y el gobierno” y citó el ejemplo de Canadá, como un país donde la salud es "un derecho humano”.

En las primarias pasadas, Sanders perdió ante Hillary Clinton.

Sanders, quien defiende un programa de atención universal de salud conocido como "Medicare para todos”, la legalización de la marihuana y un alza del salario mínimo a US$15 por hora, llamó a "transformar la economía y el gobierno”.

Dividido en dos partes. Los otros candidatos aprovecharon la ocasión para criticar estas propuestas y lograr algo de figuración. John Delaney, sostuvo que un sistema de salud para todos era una "mala política” que hará que "Trump sea reelegido”.

Los aspirantes de bajo perfil, como la senadora Amy Klobuchar y el exgobernador de Colorado John Hickenlooper, ambos con menos del 2% en las encuestas, en cambio, lucharon por mantener vivas sus campañas.

Debido a que gran cantidad de candidatos, el debate se dividió en dos partes, la segunda de las cuales tendrá lugar el miércoles 31 de julio y en donde el duelo entre el ex vicepresidente Joe Biden y la senadora Kamala Harris aparece como lo más relevante. Biden encabeza los sondeos demócratas con el 32% de las preferencias.

El próximo debate será en septiembre, y se espera que para entonces la mitad de los 20 aspirantes demócratas hayan bajado sus candidaturas. Las primarias comienzan el 3 de febrero en Iowa.