Washigton.- El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, condenó este sábado la prueba de Irán de un misil balístico de mediano alcance capaz de cargar múltiples ojivas nucleares como una violación del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Teherán.

En medio de tensiones entre Washington y Teherán por los misiles balísticos, Pompeo advirtió en un comunicado difundido en Twitter que Irán está incrementando su "testeo y proliferación" de misiles y llamó a la república islámica a "poner fin a esas actividades".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de un acuerdo nuclear internacional en mayo y reimpuso sanciones contra Teherán, criticando el acuerdo por no incluir controles al desarrollo de Irán de misiles balísticos o su apoyo a los líderes de Siria, Yemen, Líbano e Irak.

Irán dice que su programa de misiles es puramente defensivo, pero ha amenazado con interrumpir los envíos petroleros a través del Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico, si Estados Unidos intenta estrangular las exportaciones petroleras iraníes.