Ciudad de México. El máximo responsable de la policía de Ciudad de México, Omar García, sufrió este viernes un atentado con disparos en un barrio residencial de la urbe y está siendo atendido en un hospital, pero fuera de peligro, aunque dos de sus escoltas fallecieron en el incidente, dijeron las autoridades.

Minutos antes del amanecer, en la exclusiva zona Lomas de Chapultepec, que alberga mansiones y corporativos de empresas multinacionales en el poniente capitalino, se produjo un intenso intercambio de disparos con armas de alto calibre, de acuerdo con videos subidos a redes sociales y un testigo de Reuters.

"Informo que aproximadamente a las 06:38 de la mañana el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad sufrió un atentado", dijo la alcaldesa Claudia Sheinbaum en Twitter, quien aclaró que el funcionario está siendo atendido en un hospital y que en el incidente "hubo fallecidos y varios detenidos".

Una fuente de la dependencia de García dijo a Reuters que en el incidente murieron dos policías, que el jefe de policía recibió tres balazos y que 12 personas fueron detenidas.

 

Según versiones de medios locales, en el lugar del ataque se encontraron más de 100 casquillos percutidos de armas de alto calibre.

Tras el atentado, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el incidente tiene que ver "con el trabajo que se está llevando a cabo para garantizar la paz tanto en la Ciudad de México como en el país".

Desde que llegó al poder, el gobernante no ha logrado reducir las cifras de homicidios a nivel nacional, estimadas en cerca de 3.000 mensuales.

Recientemente tuvo que recurrir por decreto a las fuerzas armadas para atender la seguridad en las calles después de criticar esa estrategia en sus antecesores y de los magros resultados de la Guardia Nacional, una fuerza policíaco-militar creada bajo su gestión.