Lima. El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, brindó detalles de la propuesta de reforma constitucional de adelanto de elecciones generales al 2020 anunciada por el presidente Martín Vizcarra y que este miércoles será consignada ante el Congreso.

Aseveró que el presidente Vizcarra no puede ser pasible de una vacancia presidencial por presentar un planteamiento de esta naturaleza, porque la reforma no constituye un exceso ni una infracción a la Carta Magna. 

Indicó además que el proyecto de reforma constitucional trata de salvaguardar la institucionalidad del país.

¿Qué planteará la reforma? El ministro Zeballos informó que la iniciativa de reforma constitucional de adelanto de votaciones al 2020 sugiere el cumplimiento de un nuevo cronograma electoral. Se contempla la reducción de plazos y la flexibilización de otros frente a lo dispuesto en la Ley Electoral de convocar elecciones 270 días antes de la fecha de los comicios.  

El proyecto de reforma acorta los mandatos (tanto presidencial como congresal) y establece que las nuevas autoridades deben asumir sus cargos el 28 de julio del 2020 como resultado de los comicios.

Estas modificaciones deberán ser aprobadas mediante disposiciones transitorias por el Parlamento.

El proyecto de reforma acorta los mandatos (tanto presidencial como congresal) y establece que las nuevas autoridades deben asumir sus cargos el 28 de julio del 2020 como resultado de los comicios.

El Gobierno propondrá también que se suspenda la aplicación de la ley que prohíbe efectuar modificaciones a la norma electoral un año antes de las justas comiciales con la finalidad de garantizar el desarrollo del proceso de adelanto de votaciones.

“De tal forma que se flexibiliza y se adecua a la propuesta que estamos alcanzando”, refirió.

Zeballos apuntó que se busca la aprobación de una ley electoral transitoria para el cumplimiento de los plazos previstos. 

Recordó que una norma de esa naturaleza fue dada por el entonces presidente Alberto Fujimori en el 2000 y suscrita por la titular del Congreso de aquella época Luz Salgado.

 

Los plazos. El ministro de Justicia y Derechos Humanos espera que el proyecto de reforma sea visto con prioridad por el Congreso, en el próximo periodo legislativo que se iniciará el 15 de agosto.

Zeballos dijo que la proposición debería ser aprobada en agosto o septiembre por el Legislativo. 

Así, se sometería de inmediato a consulta popular a través de un referéndum en 60 días, que debe ser entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre y la convocatoria a elecciones generales se daría la segunda semana de abril, detalló.

Agregó que si hay retraso o no existe voluntad política, el Poder Ejecutivo tomará otro tipo de acciones amparadas por la Constitución.