La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó las agresiones y la restricción a la libre circulación y a la labor periodística en Bolivia, al tiempo que reiteró al gobierno su deber de garantizar la seguridad de los periodistas durante el ejercicio de su oficio.

El periodista Miguel Ángel Melendres, del diario El Deber, relató que grupos afines al partido de gobierno que cercaron el aeropuerto El Alto en La Paz lo mantuvieron retenido durante varias horas y exigían revisar el carnet de identidad "a toda persona que quisiera salir o ingresar del aeropuerto".

Periodistas del diario Página Siete, de los canales Unitel y ATB, y de radio Líder 97 que también cubrían los sucesos fueron agredidos. En el aeropuerto también se encontraba el gerente del diario La Patria de Oruro, Marcelo Miralles Iporre, quien se disponía a viajar fuera del país. Posteriormente lograron salir del aeropuerto con escolta de la policía.

Los presidentes de la SIP, Christopher Barnes y de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, reiteraron su condena por las agresiones verbales y físicas, así como restricciones a la libre circulación de los periodistas.

Barnes, quien también es director general del diario The Gleaner de Kingston, Jamaica; y Rock, director del portal La Silla Rota de Ciudad de México, instaron al presidente Evo Morales a garantizar la seguridad de los periodistas. "La limitación en el desempeño del trabajo periodístico es también un obstáculo a la libertad de prensa", expresaron.

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) estima que desde el 22 de octubre se han registrados unas 25 agresiones contra medios y periodistas.