Miami. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en su mensaje por el Día Mundial de la Libertad de Prensa, reflexiona acerca de los constantes riesgos a los que está sometido el ejercicio del periodismo en la región y sostiene que no se puede celebrar mientras la censura y crímenes contra periodistas sigan presente.

"No podemos celebrar cuando los regímenes autoritarios de Daniel Ortega, Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, reprimen, censuran la libertad de prensa y la libertad de expresión", afirma María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP, en su mensaje.

El organismo advierte que la censura oficial en Venezuela "irrespeta el derecho de los ciudadanos a acceder a información a través de cualquier medio y plataforma", mientras que en Nicaragua, "el régimen ha allanado, clausurado y confiscado medios de comunicación y por efecto del acoso oficial, más de 60 periodistas buscaron refugio en otros países".

Pero un riesgo mayor atenta contra el periodismo en Latinoamérica, según el mensaje de la SIP: el asesinato de periodistas y la falta de protección.

"En el último año, desde mayo de 2018, fueron asesinados 26 periodistas en México, Brasil, Colombia, Honduras y Estados Unidos, crímenes perpetrados por funcionarios corruptos, bandas del crimen organizado y delincuentes que han querido silenciar sus denuncias", denuncia la SIP. 

María Elvira Domínguez destaca en su mensaje que en casi todos los países de la región existen campañas de estigmatización, enarboladas por líderes democráticos que buscan restar credibilidad a la prensa para gobernar con mayores comodidades.

En el caso de México, añade el comunicado, el sistema de protección y seguridad de periodistas ha fallado y es ineficiente. "No podemos estar satisfechos cuando la mayoría de los crímenes contra periodistas permanece en la impunidad total".

Campañas de estigmatización. María Elvira Domínguez, quien además es directora del diario El País, destaca en su mensaje que en casi todos los países de la región existen campañas de estigmatización, enarboladas por líderes democráticos que buscan restar credibilidad a la prensa para gobernar con mayores comodidades.

Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Estados Unidos, son los países donde más se presentan estos casos, sostiene Domínguez.

El comunicado de la SIP denuncia persecusión a periodistas en Canadá para que revelen sus fuentes; proyectos de ley que afectan el ejercicio del periodismo en Chile, Colombia y Costa Rica; y "asfixia económica" a medios de comunicación en Bolivia.

Además, se aplica "en forma discriminada" el derecho al olvido en Argentina, Chile y Costa Rica, y se restringe el acceso del público a la información gubernamental en casi todos los países o se criminaliza la opinión "como en Perú y en Venezuela".

Ante este escenario, Domínguez sostiene que la SIP redoblará su compromiso para luchar por la libertad de prensa, "la mejor aliada de la democracia".

En tal sentido, garantizó que el organismo dirá presente en Nicaragua, Brasil y México para interceder ante sus gobiernos y la sociedad civil a favor de los periodistas y la libertad de expresión.

De igual forma, iniciará una campaña de educación sobrela Declaración de Salta para orientar sobre los derechos y también las responsabilidades en el ámbito o entorno digital, que tienen los gobiernos, las plataformas digitales, los medios, los periodistas y los ciudadanos.