La destitución del presidente Martín Vizcarra que aprobó el Congreso peruano este lunes por "incapacidad moral" en medio de acusaciones de corrupción, escribe la más reciente página de la historia de inestabilidad política e institucional que se ha vivido en el país en los últimos veinte años desde la caída de Alberto Fujimori. 

Aunque salvo Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra, todos terminaron sus mandatos, lo hicieron altamente cuestionados y hoy son objeto de investigaciones judiciales o están en prisión. Incluso, uno de ellos, Alan García, se suicidó después de que se emitiera una orden de captura en su contra.

Desde que Fujimiri fue destituido hace 20 años, la esperanza de que el país se recompusiera se ha ido diluyendo con los años. En este periodo, por la Casa de Pizarro de Lima han pasado cinco gobernantes, que no han terminado sus mandatos en los mejores términos.

Lavado de dinero, recibimiento de sobornos e incluso cargos de homicidio y secuestro les han sido imputados a los ex mandatarios peruanos. Una tendencia que el presidente Martín Vizcarra esperaba romper, por lo que tuvo como bandera la lucha contra la corrupción desde que llegó al poder en en marzo de 2018 tras la renuncia de Kuczynski, quien abandonó la presidencia acorralado por denuncias de soborno.

A continuación, un breve recuento de cuáles son los cargos que se les acusan a los ex presidentes peruanos y en qué va cada uno de sus procesos.

Alberto Fujimori

 

El político de origen japonés fue presidente desde 1990 hasta el 2001, cuando fue destituido luego de que se declarara su “incapacidad moral”. Fujimori renunció tras el escándalo de los “vladivideos”, en los que se veía a su cercano colaborador Vladimiro Montesinos sobornando a congresistas para apoyar al presidente. Ante la presión política, Fujimori viajó a Japón y desde allí presentó su renuncia. Sin embargo, la razón por la que está en la cárcel es otra.

En 2005, fue detenido por las autoridades chinas durante un viaje a ese país y fue extraditado a Perú. En 2009 fue condenado a 25 años de prisión acusado de homicidio con alevosía, lesiones graves y secuestro agravado, tras ser hallado culpable intelectual de dos matanzas de un escuadrón del Ejército, así como por los secuestros del empresario Samuel Dyer y el periodista Gustavo Gorriti, durante el autogolpe de 1992, un evento propiciado desde el Gobierno con el objetivo de disolver el Congreso y hacerse con el poder judicial. 

Fujimori había cumplido ocho de los 25 años de prisión a los que fue sentenciado, hasta que en diciembre de 2017 fue indultado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, debido a sus problemas de salud. Luego de poco más de nueve meses en libertad, recibió la orden de volver a la cárcel tras la anulación del indulto. Sin embargo, no fue sino hasta enero de 2019 cuando fue encarcelado por su delicado estado de salud, que lo obligó a permanecer internado en la clínica durante varios meses. El expresidente termina su condena en 2033.

Alejandro Toledo

 

Fue el primer presidente del Perú después del fujimorismo y gobernó desde el 2001 hasta el 2006. Su nombre regresó a la palestra pública en 2016, cuando explotó el escándalo de corrupción de la constructora Odebrecht, acusada de pagar sobornos a gobernantes de Latinoamérica a cambio de obras. Alejandro Toledo fue acusado por el ex presidente de la compañía de haber recibido dinero y se convirtió en el primer ex mandatario de la región en ser imputado formalmente por los sobornos.

La acusación indica que el ex presidente peruano habría recibido US$20 millones de Odebrecht para la adjudicación de la licitación de la carretera Interoceánica del Sur, por lo que un juez de su país ordenó medidas preventivas de encarcelamiento.

Toledo salió del país en 2017 hacia Estados Unidos, donde estuvo prófugo de la justicia por varios años, hasta dos años más tarde cuando fue detenido en California. La justicia peruana inició la solicitud de extradición.

Alan García

 

Fue presidente entre 1985 y 1990 antes que Alberto Fujimori. Triunfó en las elecciones de 2006 y su segundo gobierno se caracterizó por el inicio de proyectos económicos y la reestructuración de las relaciones diplomáticas. Sin embargo, tras el escándalo de Odebrecht, también fue acusado de actos de corrupción. En abril de 2019 se suicidó cuando iba a ser detenido por su implicación en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Un día antes de propinarse un disparo en la cabeza, García había afirmado que era "el hombre más investigado del Perú en los últimos 30 años". Además de la causa de Odebrecht, también se le investigaba por utilizar la fundación Rayitos de Sol –constituida con la que era su esposa en 1985– como una fachada para canalizar dinero obtenido ilegalmente.

Tras culminar su segundo mandato en 2011, se mantuvo políticamente activo. En 2016 postuló en las elecciones presidenciales, pero quedó tercero en los comicios que ganó Pedro Pablo Kuczynski.

Ollanta Humala

 

El político ofició como presidente del Perú entre 2011 y 2016. Fue acusado por Marcelo Odebrecht de haber recibido sobornos por parte de la constructora brasileña para otorgar contratos en su país. 

La justicia peruana le abrió una investigación por lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, luego de supuestamente recibir en 2011, unos US$3 millones para la campaña del Partido Nacionalista por la presidencia. Humala y su esposa, también implicada en el caso, se entregaron voluntariamente a la justicia y le aplicaron 18 meses de prisión preventiva. Nueve meses después fue puesto en libertad, pero la investigación en su contra continúa.

Pedro Pablo Kuczynski

 

El empresario Pedro Pablo Kuczynski alcanzó la jefatura de estado de su país en 2016 tras una reñida elección que lo enfrentó a Keiko Fujimori, hija del ex presidente peruano. La polarización con la que arrancó su gobierno se agravó una vez se involucró al presidente en el escándalo de Odebrecht, cuando se supo que una de las empresas del mandatario habría recibido dinero por parte de la constructora.

Kuczynski es acusado de haber recibido dinero de la constructora brasileña a través de la firma Westfield Capital, empresa que se dedica a la asesoría de banca de inversión y que era de su propiedad. 

Ante la presión política que se vivió en los últimos meses de su gobierno, impulsados por el polémico indulto al ex presidente Alberto Fujimori, Kuczynski renunció en marzo de 2018 a la presidencia. Hoy está en arresto domiciliario después de que la justicia dictara en su contra una medida de prisión preventiva de tres años.

Martín Vizcarra

 

Ingeniero de profesión, Vizcarra asumió el poder en marzo del 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski. Su mayor reto fue la disolución del Congreso en septiembre de 2019, luego de duros enfrentamientos con el poder legislativo dominado por el partido Fuerza Popular. 

Este lunes, Vizcarra fue destituido del cargo luego de que el Congreso aprobara una moción de vacancia impulsada en su contra por las acusaciones de que cometió actos de corrupción cuando era gobernador de la provincia sureña de Moquegua (2011-2014). La Fiscalía lo investiga por presuntamente recibir pagos irregulares en su gestión como gobernador. Vizcarra negó su responsabilidad en todos los señalamientos.

De esta forma se convirtió en el segundo presidente de Perú en ser destituido en el actual mandato, que culmina en 2021.