Nueva York. Michael Cohen, ex abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue condenado este miércoles por un tribunal de Nueva York a tres años de prisión por evasión fiscal y falso testimonio, además de ser acusado de silenciar, durante la campaña presidencial de 2016 a dos mujeres que supuestamente habían mantenido relaciones extramatrimoniales con el mandatario estadounidense.

La fiscalía había solicitado una pena de entre 51 y 63 meses por la seriedad de las "desvergonzadas violaciones" de Cohen de las leyes electorales, así como por haber realizado deliberadamente declaraciones falsas sobre las negociaciones de una potencial Torre Trump en Moscú que finalmente no se construyó.

Cohen, que acudió al tribunal acompañado de su familia se declaró culpable de ocho delitos por evasión de impuestos, falsas declaraciones a un banco y violaciones de la ley de financiación de campañas electorales.

Durante su testimonio final aseguró que su debilidad había sido tener una "ciega lealtad a Trump". Ante el juez, también asumió "toda la responsabilidad por cada acto por el que me declaré culpable", incluidos aquellos en que implican al "presidente de Estados Unidos de América".

El juez William H. Pauley III, valoró la cooperación de Cohen y lo sentenció además de la cárcel, a pagar una multa de US$50.000. Ahora, el exabogado de Trump tiene hasta el próximo 6 de marzo para presentarse ante las autoridades e ingresar a prisión.