La Paz. El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero, ha informado este jueves de que ha enviado a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para aplazar hasta cuatro meses las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas inicialmente para el 3 de mayo, debido a la pandemia de coronavirus.

El borrador "propone un rango de fechas en las cuales deberá celebrarse la votación comprendido entre el domingo 7 de junio y el domingo 6 de septiembre de 2020", ha dicho en declaraciones a la prensa.

Romero ha explicado que de esta forma el TSE ha dejado en manos de diputados y senadores la elección de la nueva fecha para los comicios generales, según informa el diario boliviano 'La Razón'.

Romero anunció el pasado sábado que el TSE recomendaba "la suspensión del calendario y del cronograma electoral" debido a la pandemia de coronavirus, pero condicionó esta decisión a que obtuviera el respaldo de los partidos políticos.

Ya el lunes, tras una reunión con los representantes de todos los partidos políticos que han presentado candidaturas a dichas elecciones, anunció el "pleno respaldo" de los mismos para aplazar la cita con las urnas.

Con estas elecciones, Bolivia aspira a superar la crisis política desatada por las "irregularidades" detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las del 20 de octubre. Más de 30 personas murieron en enfrentamientos entre simpatizantes y detractores del ex presidente Evo Morales y con las fuerzas de seguridad.

El Gobierno interino de Jeanine Áñez ha declarado el estado de emergencia hasta el 15 de abril, ha cerrado las fronteras y ha impuesto una cuarentena nacional para frenar el contagio del coronavirus, que ha dejado cerca de 40 casos en la nación andina.