Dubái. Funcionarios iraníes dijeron a Reuters este viernes que Teherán recibió un mensaje del presidente estadounidense Donald Trump advirtiendo de un ataque inminente del país norteamericano contra la republica islámica, aunque el mandatario aseguró en el aviso estar en contra de una guerra y que desea conversar sobre una serie de temas.

La noticia del mensaje, transmitida a través de Omán durante la noche, se conoció poco después de que el diario The New York Times informó que Trump había aprobado ataques militares contra Irán desde este viernes por el derribo de un avión no tripulado de vigilancia de Estados Unidos, aunque los suspendió a último minuto. 

"En su mensaje, Trump dijo que estaba en contra de cualquier guerra con Irán y que quería hablar con Teherán sobre varios temas", reveló a Reuters uno de los funcionarios, quien habló bajo condición de anonimato.

"Dio un corto período para recibir nuestra respuesta, pero la respuesta inmediata de Irán fue que depende del líder supremo (el ayatolá Ali) Khamenei decidir sobre este tema", de acuerdo a la fuente.

Un segundo funcionario iraní sostuvo: "Dejamos en claro que el líder está en contra de cualquier conversación, pero el mensaje le será transmitido para que tome una decisión (...) Sin embargo, le dijimos al funcionario omaní que cualquier ataque contra Irán tendrá consecuencias regionales e internacionales".

"En su mensaje, Trump dijo que estaba en contra de cualquier guerra con Irán y que quería hablar con Teherán sobre varios temas", reveló a Reuters uno de los funcionarios, quien habló bajo condición de anonimato.

Luego de semanas de crecientes tensiones a raíz de una serie de ataques contra petroleros en el Golfo Pérsico, Irán dijo que se abstuvo de atacar un avión estadounidense con 35 personas a bordo que acompañaba al dron derribado este jueves en el Golfo Pérsico, de acuerdo a declaraciones de un comandante de la Guardia Revolucionaria citado por la agencia de noticias Tasnim.

Trump indicó después del derribo del dron con un misil tierra-aire que no desea escalar el enfrentamiento con Irán por sus actividades de misiles balísticos y nucleares. También dijo que la aeronave no tripulada pudo haber sido impactada por error por alguien que actuó por su cuenta, aunque agregó: "Este país no lo tolerará". 

El incidente agravó los temores globales a una confrontación militar directa entre dos naciones enemigas de larga data. El precio del petróleo subió el viernes US$1 por barril a más de US$65,50 debido a preocupaciones sobre posibles interrupciones en las exportaciones de crudo desde el Golfo Pérsico.

Aumento de las tensiones. The New York Times citó a un alto funcionario del gobierno estadounidense que aseguró que aviones de combate del país fueron desplegados y que barcos se ubicaron en posición de ataque en represalia por la última acción de Irán, pero posteriormente llegó la orden de cancelar la operación.

Los objetivos incluían un radar iraní y baterías de misiles, según el documento que citó a funcionarios de alto rango de la administración involucrados o informados sobre el tema.

Los ataques se habrían efectuado a primera hora del día para minimizar el riesgo para el Ejército iraní o para los civiles, agregó el medio. No está claro si la respuesta estadounidense se concretará en algún momento, agregó el diario.

Rusia acusó a Estados Unidos de alimentar deliberadamente peligrosas tensiones en torno a Irán y de llevar la situación al borde de una guerra, e instó a todas las partes a mostrar moderación.

Algunas aerolíneas globales redirigieron sus vuelos para evitar el espacio aéreo controlado por Irán sobre el Estrecho de Hormuz y el Golfo de Omán, después de que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos prohibiera a las empresas estadounidenses sobrevolar el área hasta nuevo aviso.