Washington. Las autoridades estadounidenses tienen planes de arrestar a migrantes elegibles para ser deportados en 10 ciudades del país este fin de semana, dijo a periodistas este viernes el presidente Donald Trump.

El mes pasado, Trump ya había advertido sobre los planes de acelerar las deportaciones de indocumentados, un asunto polémico que se ha convertido en una de las prioridades de su Gobierno.

Al menos 2.000 familias inmigrantes son elegibles para la deportación y serán priorizadas en las redadas, informó previamente el New York Times, citando a funcionarios con conocimiento en el asunto.

"Nos centraremos en los delincuentes tanto como podamos", agregó Trump.

Los alcaldes de varias ciudades que se espera que sean el objetivo han dicho que no cooperarán con las deportaciones llevadas a cabo por Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Los defensores de los inmigrantes han dicho que la noticia anticipada de las redadas podría ayudar a algunos de los perseguidos a evadir el arresto.