Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo este lunes que todos los estadounidenses deben "condenar el racismo, la intolerancia y la supremacía blanca" después de los dos tiroteos masivo ocurridos este fin de semana en Texas y Ohio, donde murieron 29 personas y decenas resultaron heridas.

"Estas siniestras ideologías deben ser derrotadas", dijo Trump en declaraciones en la Casa Blanca. “El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma", dijo.

Por primera vez, Trump hizo una crítica explícita al supremacismo blanco y declaró que Estados Unidos debe condenar esta ideología. "“En una sola voz, nuestra nación debe condenar el racismo, el fanatismo y el supremacismo blanco".

En la misma línea, el presidente estadounidense llamó a terminar con la “glorificación a la violencia” y ordenó al Departamento de Justicia que trabaje con las autoridades locales y las compañías de redes sociales para detectar tiradores masivos antes de que ataquen. 

Trump pidió a los congresistas que aprueben una ley que exija estrictas revisiones de antecedentes para las compras de armas de fuego, y la vinculó a la reforma migratoria.

Dijo que Internet, las redes sociales y los videojuegos violentos habían ayudado a radicalizar a las personas.

Señaló que las leyes de salud mental deberían reformarse para identificar mejor a las personas con trastornos mentales y pidió la pena capital para aquellos que cometen asesinatos en masa y crímenes de odio.

Más temprano, Trump pidió a los congresistas que aprueben una ley que exija estrictas revisiones de antecedentes para las compras de armas de fuego, y la vinculó a la reforma migratoria.

Los "republicanos y demócratas deben unirse y lograr estrictas revisiones de antecedentes, uniendo quizás esta legislación con una reforma migratoria desesperadamente necesitada", tuireó Trump.

Este sábado, un hombre mató a tiros a 20 personas en un local de la cadena Walmart en El Paso, en un crimen que según autoridades habría sido motivado por odio racial.

Apenas 13 horas antes, otro sujeto abrió fuego en el centro de Dayton, en Ohio, causando la muerte de nueve personas. Decenas resultaron heridos en ambos ataques.

*Con información de Reuters.