Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump presentó este miércoles los resultados de las elecciones de mediano plazo como "un día increíble" para los republicanos a pesar de que los demócratas lograron la mayoría de la Cámara de Representantes, que implica mayores restricciones en su gobierno.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Trump argumentó que los republicanos superaron las probabilidades históricas en las elecciones de este martes, y dijo que el triúnfo del partido en el Senado superaban la pérdida de la Cámara baja.

También se burló de los candidatos republicanos que perdieron sus asientos después de haberse negado abrazarlo en la campaña, como la representante de Virginia, Barbara Comstock.

"Fue un gran día ayer, un día increíble", dijo en lo que fue solo su tercera conferencia de prensa formal en solitario en la Casa Blanca. "Anoche, el partido Republicano desafió la historia para expandir nuestra mayoría en el Senado mientras superaba significativamente las expectativas en la Cámara".

"Anoche, el partido Republicano desafió la historia para expandir nuestra mayoría en el Senado mientras superaba significativamente las expectativas en la Cámara", dijo Trump.

Los republicanos ampliaron su control del Senado derribando al menos a tres titulares demócratas, luego de una campaña divisiva marcada por fieros enfrentamientos sobre la raza y la inmigración.

Pero perdieron su mayoría en la Cámara, un revés para el presidente después de una campaña que se convirtió en un referéndum sobre su liderazgo combativo.

El poder dividido en el Congreso combinado con la visión expansiva de Trump del poder ejecutivo podría anunciar una polarización política aún más profunda y un estancamiento legislativo en Washington.

Los demócratas ahora encabezarán los comités de la Cámara de Representantes que pueden investigar las declaraciones de impuestos del presidente, los posibles conflictos de intereses comerciales y cualquier vínculo entre su campaña electoral de 2016 y Rusia.

Sin embargo, es posible que Trump y los demócratas tengan algo de espacio para trabajar juntos en temas relacionados con el apoyo bipartidista, como un paquete para mejorar la infraestructura o las protecciones contra los aumentos de precios de los medicamentos recetados.

"Realmente podría ser una hermosa situación bipartidista", dijo Trump.

Señaló que Nancy Pelosi, quien podría ser la próxima presidenta de la Cámara, le había expresado en una llamada telefónica su deseo de trabajar juntos. Pero Trump dudaba que hubiera muchos puntos en común si los demócratas presionan las investigaciones.

"No pueden hacerlo simultáneamente", dijo.