El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, notificó este viernes que no participará en la ceremonia de asunción del mando de su sucesor, el demócrata Joe Biden, pocas horas después de prometer una transición pacífica. Será la primera vez desde Andrew Johnson (1865-1869) que un presidente saliente no asiste a la inauguración del nuevo mandato.

"A todos aquellos que han preguntado, no estaré en la toma de juramento el 20 de enero”, publicó en un lacónico tuit. En el texto no ofrece mayores detalles sobre qué espera hacer en sus últimos días como presidente de Estados Unidos. El 20 de enero el cargo será asumido por Biden, quien lo derrotó ampliamente en las presidenciales de noviembre de 2020.

El mandatario, que desde hace dos meses denuncia sin pruebas un fraude electoral en su contra, reconoció el jueves que su mandato llegaba a su fin, sin reconocer explícitamente el triunfo de su rival.

Tras el caos en el Capitolio el miércoles, Trump fue perdiendo apoyo político y finalmente el Congreso, en una sesión de las dos Cámaras presidida por el vicepresidente Mike Pence, certificó la victoria del demócrata.

¿A un resort o a Escocia? Una fuente cercana a Trump citada por la agencia Reuters aseguró que en el entorno del mandatario ha habido discusiones sobre la posibilidad de que Trump deje la Casa Blanca el 19 de enero. Se especula que podría viajar a su resort en Florida.

A comienzos de enero se habló de los presuntos planes del magnate republicano de viajar a Escocia a jugar golf en lugar de asistir a la investidura de Biden.

En esa ocasión, el diario The Sunday Post aseguró que el aeropuerto de Glasgow Prestwick fue advertido de la llegada el 19 de enero de un avión Boeing 757 del ejército estadounidense que Trump utiliza ocasionalmente. Sin embargo, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, descartó ese escenario, dado que el país está en confinamiento total por el coronavirus.

"No vamos a permitir que la gente entre en Escocia sin un propósito esencial en este momento y eso se aplicaría a él como se aplicaría a cualquiera", afirmó la dirigente. "Y venir a jugar al golf no es lo que yo consideraría un propósito esencial", agregó.