Washigton.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso fin este viernes a la especulación de que estaba teniendo dificultades para encontrar un nuevo jefe de gabinete y nombró a su encargado de presupuesto, Mick Mulvaney, para ocupar el puesto de manera temporal.

Mulvaney, un conservador y excongresista, será la tercera persona en dos años que intentará poner orden en lo que a menudo ha sido una caótica Casa Blanca. Trump lo nombró después de que en una semana otros dos destacados candidatos se restaron de la lista de candidatos.

"Para que conste, había MUCHAS personas que querían ser el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca", dijo Trump en Twitter. "¡Mick M hará un GRAN trabajo!".

El trabajo es considerado uno de los más importantes en Washington, porque tiene a cargo la organización de los recursos de la oficina del presidente para llevar adelante sus prioridades.

El jefe de gabinete más reciente, John Kelly, un general retirado de la Infantería de Marina, tuvo algún éxito en restablecer el orden después de su nombramiento en julio de 2017, pero su relación con Trump ha sido difícil.

Kelly se quedará hasta finales de diciembre.

Mulvaney, de 51 años, destacó como fundador del poderoso bloque de legisladores conservadores del Caucus de la Libertad de la Cámara de Representantes, lo que le ha dado un conocimiento profundo del funcionamiento del Congreso.

Como jefe de la Oficina de Administración y Presupuesto tiene experiencia trabajando con Trump y sus principales asesores en la Casa Blanca.