El diario La Prensa, el único que se imprimía actualmente en Nicaragua, publicó este jueves su última edición física, aunque seguirá informando de forma virtual en su página web, alegando que la autoridad aduanera mantiene retenido el papel importado con el que se editaba el rotativo.

La decisión del periódico, que tiene una trayectoria casi centenaria, se produce tras una ola de detenciones de opositores y precandidatos a las elecciones presidenciales del 7 de noviembre, donde el mandatario Daniel Ortega buscará un cuarto mandato consecutivo.

"Una vez más, la dictadura Ortega Murillo nos ha retenido el papel. Mientras no liberen nuestros insumos no podremos circular en la edición impresa, pero no nos callarán", publicó el diario en su postrera portada en papel, en alusión al gobernante y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Ni el Gobierno ni la Dirección General de Aduanas respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters.

Entre 2018 y 2019, después de las mayores protestas sociales contra Ortega desde que asumió el poder en 2007, la Dirección General de Aduanas retuvo durante 500 días el papel importado por el diario, que redujo el numero de páginas y el tiraje, pero no dejó de circular.

Fundado en 1926, La Prensa está ligado a la familia de la expresidenta Violeta Chamorro (1990-1997), cuyos hijos Pedro Joaquín y la precandidata presidencial Cristiana fueron detenidos en las últimas semanas. Otro hijo, Carlos Fernando, que es periodista, huyó del país en junio alegando persecución.

El rotativo, considerado un medio opositor por el Gobierno y cuyos reporteros no firman las noticias que publican por seguridad, se convirtió en el único periódico impreso de alcance nacional en el país cuando El Nuevo Diario cerró en 2019, con el mismo argumento de que Aduanas le retenía el papel.

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión señalan que decenas de periodistas han dejado Nicaragua por la actual coyuntura, que ha tensado las relaciones diplomáticas entre la administración de Ortega y las de Argentina, Canadá, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, España y México.