Montevideo.- El Gobierno de Uruguay anunció este viernes el cierre parcial de fronteras, la suspensión de espectáculos públicos y declaró de manera preventiva la "emergencia sanitaria" tras la detección de cuatro casos positivos de COVID-19.

Sobre las medidas a adoptar, habrá una cuarentena obligatoria de 14 días para los pasajeros provenientes de países declarados "de riesgo" o sintomáticos que, según el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, son China, Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán, Italia, España, Francia y Alemania.

Tras más de 4 horas de reunión en la Torre Ejecutiva de Montevideo con miembros de la Junta Nacional de Emergencia, su gabinete y los líderes de los partidos con representación parlamentaria, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció las medidas que se adoptarán de manera inmediata.

"Estamos en una fase distinta de la que venía atravesando el país a partir de los 4 casos confirmados y, por ende, esa fase amerita un cambio de actitud y de acción por parte del Gobierno", enfatizó en rueda de prensa el presidente, que indicó que las medidas se tomarán de manera preventiva hasta la Semana de Turismo (o Santa).

Por su parte, el presidente Lacalle Pou detalló que no se permitirá el descenso de pasajeros y tripulantes de los cruceros turísticos.

Respecto a la educación, anunció que se suspenderá el control de asistencia "en todos los niveles de enseñanza pública y privada" y exhortó a los ciudadanos que muestren algún tipo de síntoma a solicitar asistencia en sus domicilios. La estatal Universidad de la República informó en su cuenta de Twitter la suspensión de las clases por una semana.

El Parlamento, en tanto, suspendió hasta nuevo aviso las visitas guiadas al Palacio Legislativo y el gobierno de Montevideo suspendió el festival "Montevideo Rock", que con entradas agotadas esperaba recibir a 40.000 personas este sábado.

"Estamos ante una situación compleja pero la capacidad que tenga la población de asumir esta situación siguiendo los lineamientos, sin tomar actitudes que no son recomendadas, entendiendo la seriedad pero con el debido criterio estamos seguros que, como siempre lo ha hecho nuestro país, vamos a poder mitigar fuertemente los efectos negativos que están teniendo en otros países del mundo", confió.

En España, el cierre de negocios se ha decretado en muchas ciudades para prevenir el contagio.

Uruguay tiene cuatro casos confirmados, dos de ellos en el departamento (provincia) de Salto (norte) y los dos restantes en Montevideo. Tres de estos casos llegaron al país desde Italia y uno desde España.

"Obviamente adelantamos que no alcanza con las medidas que tome el Gobierno, que es muy importante contar con la población, con la concientización de la misma, con la solidaridad, sabiendo que este virus afecta mayoritariamente a los adultos mayores", apuntó.

Por otra parte, el mandatario hizo referencia a algunos vídeos y fotos compartidos en redes sociales, en los que se vio largas colas de supermercados y a las personas haciendo compras de manera compulsiva y llamó a "ser solidario, hay que ser generoso y saber que todos los uruguayos de alguna manera necesitan en estos días abastecerse como se hace comúnmente".

La pandemia de la COVID-19 ha infectado a más de 140.700 personas en todo el mundo, provocando al menos 5.347 muertes.