Caracas. Las autoridades venezolanas detuvieron a tres periodistas extranjeros y un conductor que trabajan para EFE este miércoles, dijo la agencia de noticias española, sumándose a otras detenciones de reporteros que cubrían la crisis política en el país.

El fotógrafo colombiano Leonardo Muñoz fue arrestado con su conductor venezolano José Salas mientras informaba sobre las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Horas más tarde, agentes de inteligencia detuvieron al reportero español Gonzalo Domínguez Loeda y al productor colombiano de televisión Mauren Barriga Vargas en su hotel, según dijo Nelida Fernández, corresponsal jefe de EFE en la corresponsalía de Caracas.

Todo el equipo había viajado desde Bogotá a principios de mes.

Los arrestos se producen tras la deportación este miércoles de dos reporteros chilenos del canal TVN detenidos la noche de este martes sólo por grabar un par de segundos de imágenes en los alrededores del Palacio Presidencial de Miraflores.

Una fuente diplomática francesa dijo este miércoles que dos periodistas franceses que cubrían el conflicto habían sido arrestados y que la Embajada de Francia había solicitado su liberación.

"Nuestra Embajada ha solicitado protección consular de conformidad con la Convención de Viena y, en particular, con el derecho de acceso", dijo la fuente.

Los periodistas franceses trabajaban para el programa de televisión Quotidien, del canal TF1. TF1 declinó hacer comentarios.

Acusado de fraude electoral y de su gestión durante el profundo colapso económico que ha llevado a millones de venezolanos a migrar, Maduro se enfrenta al mayor desafío a su Gobierno desde que reemplazó a Hugo Chávez hace seis años.

El líder de la oposición, Juan Guaidó, ha recibido el respaldo de la mayoría de los países del hemisferio occidental desde que se declaró presidente interino la semana pasada y pidió nuevas elecciones.

Maduro dice que la estrategia para derrocarlo es un golpe de Estado, encabezado por halcones en la administración Trump, como el enviado especial a Venezuela, Elliott Abrams, un veterano diplomático involucrado en las intervenciones armadas en Centroamérica en los años ochenta.

Francia dijo este miércoles que Maduro no parecía estar haciendo caso a los llamamientos de nuevas elecciones presidenciales y que los ministros europeos de Exteriores tratarán los próximos pasos en una reunión en Bucarest el jueves.