Lima. El presidente de Perú, Martín Vizcarra, ratificó este lunes que la democracia peruana garantiza la independencia de poderes y el debido proceso.

Tras conocerse la negativa del Gobierno de Uruguay de conceder el asilo diplomático al ex presidente Alan García, Vizcarra añadió a través de su cuenta en Twitter que en el Perú “nadie tiene corona”.

Vizcarra había insistido desde que García ingresó a la residencia del embajador uruguayo, que en Perú no existe ningún tipo de persecución política, y que utilizar ese pretexto para no responder ante la justicia no ayuda a la lucha contra la corrupción.

García Pérez ingresó a la residencia del embajador de Uruguay en Lima el pasado 17 de noviembre con la finalidad de solicitar asilo diplomático a ese país, tras autocalificarse como perseguido político.

Una de las investigaciones fiscales abiertas contra el dos veces presidente del Perú es por haber cobrado US$100.000 provenientes del fondo 2 de la empresa Odebrecht como pago por una conferencia que brindó en Brasil el año 2012.

La hipótesis fiscal es que ese pago en realidad sería un soborno encubierto de Odebrecht por el contrato ganado para construir la Línea 1 del Metro de Lima.

Actualmente pesa sobre él 18 meses de impedimento de salida del país dictado por el Poder Judicial.