Lima. "La reforma del sistema judicial, enmarcada en la construcción de una justicia eficaz, eficiente y oportuna, pero sobre todo, transparente y al servicio del ciudadano, ha sido y es una prioridad de mi gobierno", enfatizó este miércoles el presidente Martín Vizcarra, durante la firma del contrato de préstamo con el Banco Mundial para implementar el Expediente Judicial Electrónico.

El mandatario refirió que uno de los compromisos, desde el inicio de su gestión, fue encaminar un proceso de transformación para agilizar el sistema de justicia, abreviando los procesos, contando con jueces más preparados, e incrementando el número de profesionales.

En este camino, agregó que la transformación digital del Estado es un pilar fundamental y una herramienta útil en un proceso de modernización del sistema de justicia.

Según remarcó, para viabilizar esta meta se priorizó financiar el programa de “Mejoramiento de los servicios de justicia no penales, a través de la implementación del Expediente Judicial Electrónico”, mediante un préstamo con el Banco Mundial por US$85 millones, monto que permitirá solventar parte de este compromiso.

“Con la implementación del Expediente Judicial Electrónico modernizaremos nuestro sistema de administración de justicia, al optimizar su eficiencia, mejorar el acceso y la atención oportuna del usuario, y sobre todo, encaminaremos el proceso para alcanzar un sistema de justicia más transparente y eficaz”, aseveró.

 

Vizcarra resaltó que el programa mejorará la eficiencia, pues se implementará de manera transversal a los diferentes operadores del sistema de justicia: Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Academia de la Magistratura, Junta Nacional de Justicia, y Tribunal Constitucional.

“De esta manera, afrontamos de forma sostenible, orgánica y sistémica un problema histórico de nuestro sistema de justicia, y con ello esperamos dejar atrás la justicia de papel, y llegar al bicentenario con una administración eficaz, oportuna, transparente, eficiente e incorruptible”, afirmó el jefe del Estado.

El programa de mejoramiento de los servicios de justicia no penales incluirá la revisión y rediseño general de los procesos jurisdiccionales para identificar y eliminar ineficiencias y el diseño y desarrollo informático del expediente judicial electrónico. 

Asimismo, la capacitación del personal judicial, el diseño e implementación de la interoperabilidad entre las instituciones, entre otras acciones. 

El costo total de la implementación del Expediente Judicial Electrónico es de US$158 millones, de los cuales US$85 millones serán financiados por el Banco Mundial, a través de un préstamo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). La diferencia será costeada por el Estado. 

La suscripción del contrato de préstamo estuvo a cargo de la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, en representación del Gobierno del Perú, y la directora del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, Marianne Fay. 

Participaron también la ministra de Justicia, Ana Revilla, y el presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros.