Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este jueves que la próxima semana volverá a salir de gira por el territorio nacional, mientras los casos y las muertes relacionadas al coronavirus no ceden en el país.

La nación latinoamericana acumula poco más de 78.000 casos conocidos y 8.597 muertos, lo que lo coloca como la octava del mundo con más fallecidos vinculados al virus surgido en China a fines del año pasado.

"Ya tomé la decisión de salir, porque necesitamos reiniciar nuestra vida pública e ir hacia la nueva normalidad con todos los cuidados", dijo el mandatario este jueves en su rueda de prensa diaria, un día después de haber afirmado que esperaría la autorización de los especialistas sanitarios del Gobierno.

López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO, explicó que reiniciará sus giras el lunes, el día previsto por la administración para comenzar a aplicar un sistema de semáforos con el que relajará las restricciones en distintas zonas de la nación, en función del avance regional de la pandemia.

A fines de marzo, el Gobierno declaró una emergencia sanitaria que significó el encierro de la población en sus casas, la cancelación de clases y suspensión de actividades económicas consideradas no esenciales.

Antes de detener sus giras por decisión de sus asesores, el mandatario recorría el país los fines de semana. En el reinicio de sus viajes, AMLO empezará visitando los estados surorientales Quintana Roo y Yucatán, donde prevé inaugurar las obras del Tren Maya, uno de sus proyectos estrella.

Cuando la epidemia daba sus primeros pasos en México, pero ya generaba estragos en el resto del mundo, López Obrador fue duramente criticado por haber subestimado las medidas de distanciamiento social y por no usar mascarilla.