Buenos Aires. El presidente argentino, Alberto Fernández, ha anunciado este viernes que las medidas de restricción impuestas en el país para hacer frente a la pandemia de coronavirus se mantendrán hasta el próximo 30 de agosto, si bien ha evitado hablar de "cuarentena".

"Vamos a seguir con el sistema que tenemos actualmente hasta el 30 de agosto", ha manifestado durante una rueda de prensa en la que ha hecho hincapié en que se sigue hablando de cuarentena "sin que exista una cuarentena en Argentina".

Así, ha aclarado que "la gente circula, los comercios están abiertos y funciona la industria". "Ya no es un decisión política, ahora está en nuestras manos", ha insistido el mandatario, que ha asegurado que los contagios se producen "en los encuentros sociales".

"Es una enfermedad asintomática, y ahí se contagia. La circulación local del virus alcanza a 14 provincias argentinas", ha lamentado Fernández, que ha alertado de que el virus se ha expandido.

Sin embargo, el presidente ha informado de que algunos departamentos del país pasarán de nuevo a la fase 1 de restricciones. Entre ellos se encuentran Jujuy, Río Gallegos y Río Grande, Tatagal en Salta, Chamical, Santiago del Estero y La Banda, según informaciones del diario 'Clarín'.

El Ministerio de Sanidad ha constatado otras 66 muertes por coronavirus en el último día, por lo que ya son 5.428 las víctimas mortales debido a la pandemia.