La Macarena. Colombia, el segundo país del mundo con más biodiversidad, lanzó este domingo una estrategia para frenar la deforestación de bosques y selvas en sus parques naturales a través de un incremento de la vigilancia con aeronaves no tripuladas y de la vigilancia de las Fuerzas Armadas.

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que la iniciativa hace parte de la política de defensa y seguridad de su gobierno que declaró el agua, la biodiversidad y el medio ambiente como un asunto de interés nacional.

"Es una campaña que busca enfrentar el crimen de la deforestación que ha venido afectando nuestro país", aseguró el mandatario en una declaración desde la base militar de este municipio del suroeste del país después de sobrevolar en helicóptero el Parque Nacional de Chiribiquete donde se comenzó la recuperación de 120 hectáreas de selva deforestada.

El país sudamericano cuenta con 59 parques nacionales con una extensión de 11,6 millones de hectáreas, equivalentes a más de un 10 de su territorio, pero anualmente se deforestan unas 200.000 hectáreas para actividades de agricultura, ganadería, siembra de cultivos ilegales como los de hoja de coca y la minería ilegal.

"Es triste decirlo, pero Colombia ha derribado cerca de 200.000 hectáreas por año de sus bosques, de su selva tropical húmeda", agregó el mandatario.

 

Por su parte el ministro de Defensa, Guillermo Botero, dijo que la estrategia busca proteger el patrimonio ambiental del país y reveló que en la primera fase de la estrategia denominada "Artemisa" fueron capturadas 10 personas y se confiscó maquinaria utilizada para deforestar la selva.

Colombia, es después de Brasil, el segundo país del mundo con mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado y alberga alrededor de un 10% de la fauna y flora del planeta, de acuerdo con varias organizaciones internacionales ambientales.

La legislación colombiana establece penas de hasta 12 años de cárcel para las personas que sean capturadas en actividades de deforestación en zonas de bosques y selvas.