Quito. Ecuador necesitará unos US$150 millones para adquirir vacunas contra el COVID-19 e inmunizar a un 60% de la población, dijo el martes un funcionario, en momentos en que los alcaldes están retomando medidas de restricción ante el temor de un explosivo aumento de contagios.

El Gobierno, que enfrenta problemas de liquidez, ha dicho que firmó acuerdos de compra con las firmas estadounidense Pfizer y BioNTech, la británica AstraZeneca y la iniciativa COVAXX, una unidad de United Biomedical Inc, y que mantiene negociaciones con otros laboratorios.

Además participa del programa multilateral COVAX, liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El monto inicial es aproximadamente US$150 millones que necesitamos para arrancar, pero eso nos va a garantizar que alrededor de 8 millones de personas puedan ser vacunadas, estamos hablando de un 60% de la población", dijo el viceministro de Salud, Xavier Solórzano, a una radio local.

Ecuador registra más de 163.000 contagios y 8.280 muertos por el coronavirus, según datos oficiales. El Gobierno también contabiliza a otros 4.300 fallecidos probablemente por COVID-19.

En varias ciudades se ha registrado un aumento de casos de coronavirus, lo que ha llevado a las autoridades locales a imponer nuevamente medidas de restricción de manera temporal, mientras que los funcionarios de seguridad dijeron que aún les preocupan la indisciplina de la población.

El Gobierno pidió a los alcaldes cerrar los cementerios públicos y privados en todo el país durante un asueto por el Día de los Difuntos para evitar aglomeraciones de la población. Pero, algunas autoridades locales han decidido imponer mayores restricciones ante el temor de un rebrote.

"Intensificaremos las medidas para hacer cumplir las normativas de bioseguridad, aforo, la prohibición de fiestas y aglomeraciones de personas que puedan llevar a un rebrote de la enfermedad", dijo la Alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, en su cuenta de Twitter, al anunciar las nuevas restricciones.

Guayaquil enfrentó entre marzo y abril uno de los peores brotes de coronavirus de América Latina.

En Quito, que suma más de 51.000 contagios, el Colegio de Médicos de Pichincha pidió aumentar las medidas por la velocidad del contagio que registra la ciudad.

El Gobierno puso en manos de los municipios y la población el cuidado frente a la pandemia desde mediados de septiembre, mientras impulsa la reactivación económica del país.