Ciudad de México. Los nuevos casos de coronavirus están avanzando rápidamente en la mitad de los países de América, dijo este miércoles la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, quien pidió a Brasil proteger a su población frente a infecciones y muertes récord.

Estados Unidos y México han venido reportando una caída en las nuevas infecciones, pero los casos en Canadá se están acelerando, particularmente entre los adultos jóvenes de 20 a 39 años, agregó Etienne en una rueda de prensa virtual.

"Durante la última semana, casi 1,3 millones de personas se enfermaron de COVID-19 en América y casi 31.000 murieron a causa de este virus", aseguró Etienne.

"Estamos viendo que el virus se acelera en aproximadamente la mitad de los países de nuestra región", agregó.

Etienne puso como ejemplo a algunas islas del Caribe, donde las muertes se han duplicado en los últimos días. Además, dijo que en países como Ecuador, Uruguay y Venezuela los casos han crecido recientemente. En Paraguay, por ejemplo, los hospitales están al tope de su capacidad con pacientes de COVID-19.

"Los gobiernos locales y nacionales deben actuar ante la primera señal de que las infecciones están aumentando mediante la implementación de medidas para ralentizar la transmisión", dijo Carissa Etienne. "No podemos permitirnos el lujo de esperar".

En las últimas semanas, Brasil ha reportado el mayor número de nuevas infecciones en América y el segundo mayor número de muertes diarias por COVID-19 en el mundo.

Varias áreas de Brasil están experimentando infecciones récord, y las camas disponibles en los hospitales están casi a su capacidad tope en la mitad de los estados del país.

"La situación en Brasil es una advertencia de que mantener este virus bajo control requiere una atención continua por parte de las autoridades y los líderes de salud pública para proteger a las personas y los sistemas de salud del impacto devastador de este virus", dijo Etienne, una médica dominiquesa.

"Los gobiernos locales y nacionales deben actuar ante la primera señal de que las infecciones están aumentando mediante la implementación de medidas para ralentizar la transmisión", agregó. "No podemos permitirnos el lujo de esperar".

Vacunación avanza lento. A la fecha, precisó Etienne, se han administrado casi 138 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 en América, aunque sólo 28 millones de estas dosis se han suministrado en América Latina y el Caribe.

La funcionaria agregó que COVAX, el mecanismo de acceso a vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha asegurado más de 100 millones de dosis de la inyección de Johnson & Johnson en 2021 y hasta 500 millones hasta 2022, y se espera que las dosis comiencen a llegar en julio.

Por otro lado, la OPS recomendó a los países de América continuar usando la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca, mientras Europa investiga reportes de desórdenes sanguíneos inusuales entre receptores de las dosis, dijo Sylvain Aldighieri, gerente del organismo.

El funcionario agregó que "los beneficios de la vacuna superan los riesgos" y que los lotes de AstraZeneca que está analizando la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no se distribuirán en América a través de COVAX. Las dosis destinadas a COVAX son producidas en Corea e India, precisó Aldighieri.

Varios países europeos -incluyendo a Alemania, Francia e Italia- han suspendido la administración de la vacuna de AstraZeneca a la espera del resultado de las investigaciones sobre casos inusuales de trombosis cerebral en personas que la habían recibido. El regulador de la Unión Europea hará públicas sus conclusiones el jueves.