Santiago.- El presidente chileno, Sebastián Piñera, aseguró que su gobierno se ha preparado para resguardar el orden público durante las protestas convocadas para marzo por la crisis social.

"Muchos anticipan un marzo violento. El gobierno se ha preparado para resguardar el orden público e impulsar un marzo de acuerdos", señaló Piñera en su cuenta oficial de Twitter.

Agregó que "para aumentar las pensiones, crear el ingreso mínimo garantizado y mejorar la salud, acuerdos y no violencia es el camino".

Diversas organizaciones sociales han llamado a manifestarse en marzo, en el marco de la crisis social que estalló el 18 de octubre pasado, en rechazo a la desigualdad y el modelo económico neoliberal.

Las protestas ocurrirán en el mes en que los estudiantes retoman sus actividades y las familias retornan de sus vacaciones luego del descanso de verano.

Los parlamentarios también disfrutaron en febrero de las vacaciones estivales.

El Poder Ejecutivo preparó ya un plan de seguridad junto a Carabineros, que involucró la compra de nuevos carros blindados, vehículos policiales, drones y cámaras de video portátiles, además de capacitaciones a miles de policías.

Frente a la reactivación del movimiento, a más de cuatro meses de su inicio, el gobierno espera agilizar la discusión respecto del salario mínimo y la mejora en la calidad de la salud pública, entre otros asuntos incluidos en la agenda social.

Piñera instó hace unos días al Congreso a aprobar en marzo un proyecto de ley que otorga un subsidio para lograr un sueldo mínimo bruto mensual de unos US$452, lo que beneficiaría a más de 670.000 trabajadores, de acuerdo a los datos oficiales.

 El gobierno tiene además el desafío de organizar el plebiscito constituyente fijado para el 26 de abril próximo, en el que la ciudadanía decidirá si quiere o no reformar la Constitución y el procedimiento para hacerlo.