El Ministerio de Salud de Brasil ha confirmado este domingo 25 muertes a causa de la pandemia de coronavirus, así como 1.546 casos de contagio, repartidos por todos los estados del país.

Aunque ya se han registrado casos de coronavirus en los diferentes estados del país, es Sao Paulo, en el sur de Brasil, donde se han producido casi la totalidad de los decesos, 22, y a su vez, también tiene el mayor número de episodios confirmados, 631. Las tres restantes han tenido lugar en Río de Janeiro.

Por su parte, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mendetta, ha anunciado que en los próximos días llegarán a Brasil unos cinco millones de pruebas rápidas procedentes de China, con las que esperan poder realizar al día entre 30.000 y 50.000 exámenes por día.

El presidente Jair Bolsonaro ha sido objetivo de las críticas de gran parte de la sociedad brasileña, así como de algunos gobernadores de los estados más afectados, como es el caso del de Sao Paulo.

El dirigente de extrema derecha ha calificado de "lunático" al gobernador de Sao Paulo, João Doria, por haber decretado la cuarentena y el cierre de algunas actividades económicas a fin de evitar que se expandiera aún más el coronavirus, especialmente mortífero en este estado.

Al igual que Doria, el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witze, también ha cargado en los últimos días contra Bolsonaro por su gestión de la crisis sanitaria.