Quito. El ministro de Salud de Ecuador, Juan Carlos Zevallos, ha asegurado que la ciudad de Guayaquil, epicentro de la pandemia de coronavirus en el país, ha alcanzado ya la "meseta" en la curva de contagios, por lo que el Gobierno trabaja ya en el plan de reapertura económica.

"Estamos en un punto en el cual la mayoría de los sectores de Guayaquil están llegando a la meseta de la curva epidemiológica a ese plató que esperábamos", dijo Zevallos este martes en una comparecencia por el coronavirus.

Zevallos explicó que se ha producido una reducción en el número de casos confirmados y sospechosos, así como de las llamadas realizadas al 171, la línea telefónica habilitada para quienes presentes síntomas concordantes con el coronavirus.

No obstante, subrayó que en Quito, la capital y el otro foco del virus en la nación andina, las cifras siguen aumentando, por lo que ahora la atención y los esfuerzos de las autoridades ecuatorianas se centran allí.

Por su parte, la ministra de Interior, María Paula Romo, reveló que, ante la mejora de la situación en Guayaquil, el Gobierno de Lenín Moreno trabaja ya en un plan de reapertura económica.

Para ello, pretende realizar pruenas diagnósticas a un seis por ciento de la población. "De esta manera se identificarán los casos que requieran aislamiento y el resto podría incorporarse a su actividad laboral, sin dejar de guardar el distanciamiento (social), usar mascarilla y lavarse las manos", avanzó.

Romo enfatizó que "este es un plan que requiere más disciplina que en la etapa anterior", porque de lo contrario podría producirse una nueva ola de contagios, según informa el diario ecuatoriano 'El Telégrafo'.

En esta línea, anunció que se ha decidido reanudar los vuelos de repatriación, con los que ya han regresado al país unos 2.500 ciudadanos ecuatorianos varados en el extranjero por el cierre de fronteras provocado por el coronavirus.

Ecuador es el cuarto país más afectado en la región por el coronavirus, por detrás de Brasil, Perú y Chile, con unos 10.400 casos y 520 muertes, por lo que ha impuesto medidas de confinamiento, suspendido clases y actividades no esenciales y cerrado fronteras.