París. La catedral de Notre Dame en el centro de París, un monumento histórico del medioevo, se incendiaba y los bomberos despejaban el área alrededor de una de las atracciones más visitadas de la capital francesa.

El humo que salía de la parte superior de la catedral gótica podía verse a la distancia, mientras ardían los dos campanarios, dijo un testigo de Reuters.

Según las primeras informaciones aportadas, el incendio puede estar ligado a las obras que se están efectuando en el tejado de la capital.

La televisión France 2 informó que la policía estaba tratándolo como un accidente.

 

 

La aguja central de la catedral de Notre Dame se derrumbó devorada por el incendio que afectó a buena parte del tejado del templo gótico.

La catedral, famosa por ser el escenario de la novela "Nuestra Señora de París" de Victor Hugo, se remonta al siglo 12 y atrae a millones de turistas cada año.

"Hay un terrible incendio en la catedral de Notre Dame en París", dijo la alcaldesa de la capital Anne Hidalgo en Twitter.

 

Una gran operación estaba en marcha, dijo el departamento de bomberos.

El presidente Emmanuel Macron aplazó un mensaje al país que tenía previsto realizar este lunes en la noche en relación con la crisis de los "chalecos amarillos", a raíz del "terrible incendio" que está arrasando la catedral Notre Dame de París", anunció el palacio del Elíseo.

“La emoción de toda una nación. Pensando en todos los católicos y en todos los franceses. Como todos nuestros compatriotas, esta noche estoy triste de ver que esta parte de nosotros arde”, escribió el mandatario.

La canciller alemana Angela Merkel afirmó que la catedral Notre Dame, golpeada por un impresionante incendio de origen desconocido, constituye un "símbolo de Francia" y de "nuestra cultura europea".

 

"Estas horribles imágenes de Notre Dame en fuego duelen. Notre Dame es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses", tuiteó el portavoz de la canciller, Steffen Seibert.

Un símbolo de París. La catedral, famosa por ser el escenario de la novela "Nuestra Señora de París" de Victor Hugo, se remonta al siglo XII y fue declarada un Patrimonio de la Humanidad por el UNESCO.

Notre Dame estaba siendo renovada por lo que algunas partes estaban cubiertas por andamios. Las estatuas de bronce habían sido removidas la semana pasada debido a los trabajos.

 

La Unesco dijo estar "junto a Francia para restaurar y salvaguardar este patrimonio inestimable" que es la catedral de Notre Dame, devorada por las llamas, tuiteó su directora general, Audrey Azoulay.

"Tengo muchos amigos que viven en el extranjero y cada vez que vienen, les digo que vayan a Notre Dame", dijo con lágrimas en los ojos Samantha Silva, que presenciaba el incendio. "La he visitado tantas veces, pero nunca volverá a ser lo mismo. Es un verdadero símbolo de París".

La catedral, cuya construcción demoró más de un siglo desde que comenzó en 1163, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica francesa.

*Con información Reuters y DW.