Nasáu.-  Organizaciones benéficas, agencias gubernamentales e incluso cruceros llevaban este sábado ayuda de emergencia a las Bahamas, devastadas por el huracán Dorian y donde se teme una cantidad "asombrosa" de muertes como consecuencia de la catástrofe.

Las autoridades de Bahamas creen que cientos y quizás miles están desaparecidos en el archipiélago de alrededor de 400.000 habitantes, pese a que la cifra oficial de muertos solo subió a 43 a última hora de este viernes.

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solicitó este viernes apoyo aéreo y logístico del Departamento de Defensa para apoyar la ayuda para las Bahamas, informaron el diario Miami Herald y otros medios.

Dorian, el huracán más poderoso del que se tenga registro en las Bahamas, arrasó con algunos vecindarios y causó lo que un funcionario describió como una cantidad "asombrosa" de muertes, tras estar casi dos días sobre el archipiélago con vientos de categoría 5, que superaron los 300 kilómetros por hora.

Dorian también golpeó el viernes partes de los Bancos Externos de Carolina del Norte, en Estados Unidos, y el sábado seguía subiendo hacia el norte por la costa atlántica.

La tormenta estaba a unos 260 kilómetros al sureste de Nantucket y a unos 500 kilómetros al suroeste de la provincia canadiense de Nueva Escocia, dijo el sábado el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Cerca de un área comercial llamada The Mudd en Marsh Harbour, en Bahamas, un testigo de Reuters informó de que la mayoría de las casas fueron arrasadas, el cuerpo de un hombre yacía en una avenida y perros muertos flotaban en el agua.

Algunos residentes abandonaban el área con escasas posesiones, mientras que otros estaban decididos a quedarse.