Ciudad de México. Al menos 23 personas murieron y decenas resultaron heridas tras el colapso de un paso elevado del metro de Ciudad de México este lunes por la noche, mientras pasaba un convoy del tren, informaron autoridades capitalinas.

Imágenes divulgadas por las autoridades mostraron el momento de la caída de la estructura sobre el paso vial de una transitada avenida del sureste de la ciudad, provocando una gran nube de polvo.

El accidente dejó un saldo preliminar de 23 muertos, entre ellos algunos menores de edad, mientras que otras 49 personas fueron trasladadas a hospitales, dijo la alcaldesa capitalina, Claudia Sheinbaum, quien ofreció una breve conferencia de prensa desde el lugar de los hechos, informó Reuters.

Con casco y cubrebocas, la funcionaria agregó que las maniobras de los cuerpos de emergencia habían sido interrumpidas mientras una grúa apuntalaba los restos de dos vagones que quedaron suspendidos de la estructura, aunque ya no habría más personas atrapadas en el lugar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador envío las condolencias a los familiares de las víctimas del siniestro y aseguró que "no se va a ocultar absolutamente nada". 

Sheinbaum anunció que la Fiscalía General de Justicia de la ciudad iniciará pronto un peritaje del sitio para determinar qué originó la tragedia.

"Por supuesto que se van a hacer todas las investigaciones hasta saber cuáles son las causas, pero por el momento estamos dedicados a la atención de las personas lesionadas", aseveró.

El presidente Andrés Manuel López Obrador envío las condolencias a los familiares de las víctimas del siniestro y aseguró que "no se va a ocultar absolutamente nada". 

"A partir del dictamen -a cargo de la Fiscalía, más el dictamen de expertos independientes- se va a fincar la responsabilidad. No podemos caer en el terreno de la especulación. Y mucho menos de culpar sin tener pruebas", precisó el primer mandatario.

La Línea 12 del Metro es utilizada diariamente por unas 450.000 personas que viajan hacia el poniente de la ciudad, detalla El Economista.

La línea del metro fue construida por el consorcio de las empresas ICA, Carso y Alstom y tuvo un costo total de 26.000 millones de pesos (US$ 1.285 millones).

 

La línea del metro donde ocurrió el siniestro fue construida por el consorcio integrado por las empresas ICA, Carso y Alstom, cuando el actual canciller Marcelo Ebrard gobernaba la ciudad (2006-2012), quien lamentó la tragedia "Mi solidaridad a las víctimas y sus familias. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario", escribió en su cuenta de Twitter.

La obra tuvo un costo total de 26.000 millones de pesos (US$ 1.285 millones al cambio actual), 47,9% más que lo estimado inicialmente, y fue la infraestructura de mayor relevancia durante el gobierno de Ebrard.

Luego de su inauguración, la línea fue cerrada parcialmente por dos años -hasta 2014- para solucionar distintas fallas en su infraestructura. En 2017 el consorcio fue sentenciado a pagar una multa por 2.121 millones de pesos (US$ 1.048 millones) por retrasos, trabajos no ejecutados, daños y perjuicios en la construcción, publicó Expansión.

TÜV Rheinland, compañía encargada de la certificación de la funcionalidad de la Línea 12, dijo en una entrevista con la revista Forbes México, que esta línea no volvería a presentar problemas técnicos.

Las tres empresas del consorcio se mantienen activas en proyectos ferroviarios en el país, como el Tren Maya. Ninguna de las tres compañías se ha pronunciado hasta el momento.