Ciudad de México.- Miles de mujeres en México arrancaron este domingo una histórica marcha en la capital y en otras ciudades del país en contra de la creciente violencia de género y la rampante impunidad, tras un abrumador aumento en el número de feminicidios.

El año pasado, casi 1.000 mujeres fueron asesinadas en el país por razones de género, un 137% más respecto al 2015, cuando se comenzaron a llevar registros oficiales, lo que ha desatado la indignación de la sociedad y presiones para que las autoridades tomen cartas en el asunto.

La movilización, cuya hora prevista de inicio eran las 14:00 horas (1800 GMT), comenzó de forma prematura con algunos contingentes que marchaban del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo, en donde un grupo de mujeres se reunió más temprano y pintó en el piso de la plaza los nombres de mujeres asesinadas.

"La situación ha salido de control, tenemos que marchar para las que ya no pueden", dijo Laura Molinero, de 29 años, que acude por vez primera a una manifestación.

"La verdad es que sí tengo miedo, pero vamos a cuidarnos entre nosotras", añadió, luego de que circularon a través de redes sociales amenazas de ataques con ácido.

El gobierno capitalino dijo en su cuenta de Twitter que salvaguardaría la integridad de las participantes de principio a fin de la marcha con 2.948 mujeres policías, 211 vehículos y un helicóptero.

La manifestación se une a otras movilizaciones alrededor del mundo por la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, y es la antesala de un paro de mujeres en México este lunes, en que se les convocó a no realizar actividades cotidianas, económicas ni sociales, como si desaparecieran.

Ambos movimientos ocurren tras meses de protestas que han exigido una respuesta del gobierno mexicano y en particular del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido acusado de tener poca empatía por la situación de vulnerabilidad y violencia contra las mujeres.

Por la mañana, el presidente realizó un evento en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en donde hizo referencia a los delitos en contra de mujeres.

"Se va a terminar con los crímenes de odio, y los feminicidios, porque vamos a estar como siempre trabajando con este propósito", dijo.

"Es inaceptable". Una niña de siete años abusada sexualmente y asesinada, una joven desollada por su pareja, y una mujer de 46 años baleada luego de que su exesposo, un prominente ejecutivo, la atacara con un bate de béisbol meses antes, son algunos de los más sonados casos recientes y que causaron indignación por su brutalidad.

"En el gobierno no están entendiendo el fondo de las cosas, que están matando a 10 mujeres cada día -de las que sabemos- en el país en donde he vivido toda mi vida, es inaceptable", dijo Daniela García, de 33 años, quien trabaja en una escuela.

"Estoy aquí por mis sobrinos, que tienen 2 y 3 años, y mis alumnos, porque son el futuro de México", finalizó.

Según activistas, las cifras del gobierno son conservadoras. En México, ocho mujeres fueron asesinadas cada día durante todo el año pasado, pero solo un tercio se catalogó como feminicidio, principalmente por irregularidades en las indagatorias.

En lo que va de 2020, el número de mujeres asesinadas cada día se elevó a una decena.