Brasilia. Los ministros brasileños de Educación, Milton Ribeiro, y de Ciudadanía, Onyx Lorenzoni, anunciaron este lunes que les fueron confirmados diagnósticos positivos para la enfermedad del COVID-19, por lo que iniciaron tratamiento y mantendrán sus actividades desde sus residencias.

El presidente Jair Bolsonaro fue diagnosticado con la enfermedad 10 días atrás, y realiza su convalescencia en el Palacio de Alvorada, la residencia oficial en Brasilia, sin mayores complicaciones.

En su cuenta de microblog, el ministro Lorenzoni explicó que los primeros síntomas comenzaron el jueves 16, y que el viernes se sometió a exámenes con resultado positivo confirmado esta mañana.

"Desde el viernes sigo el protocolo de azitromicina, ivermectina y cloroquina, y ya siento los efectos positivos. Estoy mucho mejor en aislamiento y siguiendo el trabajo de la oficina en casa. Buena semana para todos nosotros", escribió el ministro de Ciudadanía.

Por su parte, el ministro Milton Ribeiro, quien asumió el cargo la semana pasada, confirmó al comienzo de esta tarde haber contraído la enfermedad.

"Acabo de recibir resultados positivos para el COVID-19 por la mañana. Ya estoy medicado y despacharé a distancia", escribió.

En total, cuatro ministros del gabinete de Bolsonaro han sido diagnosticados con la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, además de otros colaboradores directos.

El ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, y el ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, general Augusto Heleno, tuvieron diagnósticos positivos y se recuperaron rápidamente.

Brasil es el segundo país más afectado por la pandemia, sólo atrás de Estados Unidos, con poco menos de 2,1 millones de casos confirmados y 79.488 muertos, de acuerdo al último informe divulgado por el ministerio de Salud la tarde del domingo.