Panamá. El papa Francisco llegó este jueves al palacio de "Las Garzas", sede de la presidencia de Panamá, para su reunión privada con el presidente Juan Carlos Varela, en el que es el primer acto oficial de su visita a este país para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

A su llegada, Francisco fue recibido por Varela y su esposa, Lorena Castillo, y tras la foto protocolaria se trasladaron a la oficina privada del presidente para la reunión privada.

Además del encuentro, que como con el resto de mandatarios privados suele durar unos 20 minutos, también Varela presentará a su familia y equipo.

Antes se asomaron al balcón del palacio, donde el papa Francisco y el presidente pudieron durante algunos instantes saludar a las personas congregadas en los alrededores y observar la bahía y la ciudad moderna y la cinta costera donde se celebrará el encuentro de hoy con los jóvenes.

Francisco regalará al presidente la medalla conmemorativa del viaje que representa a Santa María La Antigua, mientras que el presidente donará un rosario diseñado por la artesana Agnes Santomenno con detalles autóctonos en plata y con esferas de jaspe.

Otro de los regalos del presidente al pontífice serán ocho monedas, seis que representan los templos católicos del Casco Viejo de Panamá.

Tras la visita de cortesía, el papa llegará andando acompañado por Varela hasta el Palacio Bolívar, sede de la Cancillería, para dar su primer discurso en Panamá.