Lima.- El Gobierno peruano anunció el sábado que distribuirá 940.000 tablets entre alumnos y profesores de zonas rurales y más pobres para reforzar la educación en casa por el coronavirus, al tiempo que aplazó las clases presenciales hasta nuevo aviso.

El presidente Martín Vizcarra afirmó que el Gobierno comprará tablets con acceso a Internet y cargadores solares para zonas que no tengan energía eléctrica, en un plan que contempla una inversión equivalente a unos US$180 millones.

"Tenemos que reducir la brecha digital y facilitar el acceso de los servicios educativos no presenciales motivados por la emergencia del COVID 19 a las zonas rurales y a las zonas urbanas de alumnos en situación de pobreza", dijo Vizcarra.

En suma serán 840.000 tablets para alumnos de primaria y secundaria y 97.000 para profesores de zonas remotas, agregó.

Perú tenía unos 7,8 millones de alumnos de primaria y secundaria, con aproximadamente unos 500.000 profesores, según datos del Ministerio de Educación hasta fines del 2018.

Vizcarra había manifestado hace unos días que las clases presenciales, que se suspendieron a mediados de marzo para evitar la propagación el virus, podrían reiniciarse en mayo.

"Por recomendación de Ministerio de Salud tenemos que todavía prorrogar sin una fecha clara y definida el inicio de las actividades educativas presenciales", manifestó durante una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno.

Los peruanos están cumpliendo una cuarentena y un toque de queda nocturno que el Gobierno ha extendido hasta el 26 de abril para contener el avance de la enfermedad, medida que ha paralizado casi todas las actividades laborales del país.

Los casos confirmados con el coronavirus ascendió el sábado a 14.420, unos 922 más que el reporte previo, mientras los muertos por la enfermedad subieron en 48 hasta 348, según datos oficiales.