Lima. El Gobierno de Perú dijo este martes que espera un aumento de conflictos sociales en un escenario de profunda crisis económica y aumento de desempleo, a medida que se van suavizando las restricciones de una cuarentena para contener el coronavirus que ya suma 100 días.

El ministro de Interior, Gastón Rodríguez, afirmó que según reportes de inteligencia de la policía nacional a los conflictos sociales podrían sumarse mayores índices de criminalidad común y hasta "delincuencia extranjera" en el país sudamericano.

Perú fue uno de los primeros en América Latina en imponer una cuarentena para intentar frenar la pandemia, pero desde mayo el Gobierno ha permitido el reinicio de actividades productivas para reactivar la economía, que se hundió en abril un histórico 40% y caería al cierre del año poco mas de un 12%.

"En el rubro de la conflictividad social, se prevé que todas aquellas protestas que estaban pendientes de realizarse en la etapa anterior a la cuarentena podrían nuevamente articularse", dijo Rodríguez en una conferencia con la prensa extranjera.

Los conflictos sociales han sido un dolor de cabeza en el segundo mayor productor mundial de cobre, que ha visto frenar grandes proyectos principalmente en zonas pobres y donde se realizan extracciones de recursos naturales.

El ministro afirmó que de acuerdo a la explicación que ha recibido de expertos, las protestas vendrían además de personas que han perdido sus empleos debido a la situación de crisis por la cuarentena y los despidos masivos en empresas que no podían pagar las remuneraciones a sus trabajadores.

"Estamos hablando de 2,5 millones de pérdidas de empleos en el Perú", dijo Rodríguez. "Según nos explicaban los psicólogos podría generar una reacción de este tipo (...) en el sentido de que recién te das cuenta de la realidad, sales a las calles, pero ya no puedes ir a tu centro laboral", agregó.

Debido al escenario de crisis económica, con pérdida también de ingresos de la población, la pobreza en Perú se elevará a un 27,4% el 2020, desde un 20,5% el año pasado, advirtió la semana pasada el presidente del Banco Central, Julio Velarde.

El ministro Rodríguez manifestó también que en la lucha contra el coronavirus unos 223 policías han fallecido y otros 15.600 han sido contagiados en el cumplimiento de su trabajo.

Perú tiene más de 257.000 casos confirmados de coronavirus, el segundo brote más alto en América Latina después de Brasil, y el séptimo a nivel mundial, según un recuento de Reuters.