La Paz. Al menos dos personas han fallecido en Bolivia en las últimas horas a causa de los incendios que se registran desde hace un mes, los cuales han destruido alrededor de un millón de hectáreas de bosques y pastizales, afirmó este lunes el presidente Evo Morales.

El mandatario boliviano confirmó en conferencia de prensa que se trata de un voluntario comunitario y un elemento de bomberos, quienes fallecieron cuando apoyaban en labores de extinción del fuego en los departamentos de Cochabamba (centro) y La Paz (oeste).

Morales expresó su pesar por el fallecimiento de estas dos personas, la primera de ellas el voluntario Jorge Hinojoza Vela, de 22 años de edad, y la segunda el suboficial de bomberos, Lucio Mamani.

Hinojoza Vela murió luego de una presunta caída en el Parque Nacional Tunari, en el municipio de Sacaba, perteneciente a Cochabamba.

Los incendios más intensos se registran en la región de los llanos de la Chiquitania, además de otras regiones, en que voluntarios y brigadistas superan las 4.000 personas.

El voluntario de la comunidad fue reportado como desaparecido desde el sábado pasado, cuando realizaba tareas de apoyo y su cuerpo fue hallado el domingo con quemaduras. 

En tanto, el suboficial Mamani falleció al caer a un barranco de alrededor de 300 metros de profundidad, ubicado en el municipio de Coroico de La Paz, donde colaboraba también en labores de combate al fuego en el cerro Santa Bárbara.

Bolivia es golpeada desde hace un mes por múltiples incendios forestales, por lo que el Estado ha desplegado todo su aparato para combatirlos, con apoyo de ayuda internacional. 

Los incendios más intensos se registran en la región de los llanos de la Chiquitania, además de otras regiones, en que voluntarios y brigadistas superan las 4.000 personas.

El fuego se combate por tierra y aire con apoyo del Boeing 747 Supertanker, el avión cisterna más grande del mundo, que fue contratado por el gobierno.

En las labores de extinción participan además cinco helicópteros, avionetas, 42 unidades cisterna y 209 vehículos para el transporte de voluntarios y brigadistas.