Brasilia. Líderes indígenas de Brasil han pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que establezca un fondo de emergencia para ayudar a proteger a sus comunidades de la amenaza de la pandemia de coronavirus.

La cantidad de indígenas en Brasil que han muerto hasta ahora por el coronavirus aumentó a 18, según la organización indígena APIB, aunque el gobierno brasileño solo ha informado seis de las muertes.

"Es una verdadera emergencia. Los pueblos indígenas son vulnerables y no tienen protección", dijo a Reuters Joenia Wapichana, la primera mujer indígena elegida como congresista en Brasil.

La legisladora dijo que el gobierno del presidente Jair Bolsonaro no ha incluido a los pueblos indígenas en los planes nacionales para combatir el virus.

El nuevo ministro de Salud de Bolsonaro, Nelson Teich, dijo que proteger a los pueblos indígenas es una prioridad. La agencia gubernamental de asuntos indígenas FUNAI ha impedido que misioneros cristianos evangelicen tribus aisladas durante la epidemia para evitar los contagios.

Muchos de los 850.000 indígenas brasileños viven en áreas remotas de la Amazonía, con poco o ningún acceso a la atención médica.

Las organizaciones indígenas en Brasil habían escrito al jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidiendo ayuda para proporcionar equipamiento de protección personal para los trabajadores sanitarios de reservas tribales y aldeas, dijo Wapichana.

La solicitud se conoció tras el envío de una carta abierta a Bolsonaro firmada por docenas de artistas, músicos y actores internacionales en la que piden al mandatario que proteja a los pueblos indígenas de Brasil.