La urgencia de un antídoto es incuestionable. América Latina se ha convertido en la región con mayor cantidad de contagios por coronavirus, superando por primera vez a Norteamérica, con cerca de 4,5 millones de casos confirmados. 

Dado este escenario, los países saben que el tiempo apremia y deben hacer sus apuestas cuanto antes.

Independiente de la elección de participar en un ensayo clínico o buscar un antídoto dentro del territorio, la alternativa más generalizada es  la iniciativa COVAX, diseñada para garantizar un acceso global para las vacunas COVID-19, pues busca administrar de forma rápida y equitativa las vacunas, asegurando el suministro de 2 mil millones de dosis para fines de 2021 a las naciones que se sumen a esta campaña. 

Según GAVI, uno de los líderes de este fondo, codirigido también por la Organización Mundial de la Salud y la Coalición CEPI, a la fecha han recibido 75 solicitudes de países para ser parte del proyecto, incluidos varios de Latinoamérica. 

Lo invitamos a leer el reporte completo para saber qué pasos está dando los principales referentes en nuestro especial de Cluster Salud, a través de este enlace.