Pasar al contenido principal
ADOS, el robo-advisor con el que se puede invertir en Estados Unidos desde un smartphone
Miércoles, Febrero 3, 2021 - 13:08

Esta app móvil de servicios financieros con sede en el país norteamericano ofrece productos de ahorros e inversión a usuarios latinoamericanos sin montos mínimos.

Tras instalarla en un smartphone y responder cerca de 10 preguntas que servirán como insumo principal para elaborar el perfil de riesgo, ADOS, la aplicación móvil disponible para iOS y Android empieza a mover las fichas de sus usuarios. Así, sin montos mínimos, los clientes crean una cuenta bancaria que abre la puerta a diversos productos de ahorro e inversión en Estados Unidos.

Si bien esta aplicación o asesor financiero online basada en Nueva York ha sido creada para el mercado latinoamericano, por el momento solo está disponible en Perú. No obstante, sus fundadores planean llegar a más países de la región en los próximos meses y lograr captar a 5.000 usuarios en el primer año con un promedio de inversión de US$ 1.500.

“Esa es la propuesta de valor, darle al usuario de Latinoamérica y, en este caso de Perú, la oportunidad que nunca ha tenido para abrir una cuenta en Estados Unidos y ahorrar e invertir en este país”, dice Simón Gill, director de ADOS. “En este mercado estos productos son bastante maduros y tienen varios años de existencia. Los primeros que salieron fueron Betterment, WealthFront y Robinhood, compañías muy grandes que crearon aplicaciones de esta naturaleza. ADOS hace básicamente lo mismo, pero en mercados donde estas compañías no lo están haciendo”.

De acuerdo con el ejecutivo financiero, el algoritmo de la plataforma está direccionado para perfilar a inversionistas conservadores y promover así el ahorro y las inversiones de ese tipo. “Estamos saliendo con productos sencillos. Tenemos cinco portafolios estándar que tienen por detrás ETF y algunas veces acciones directas, pero predominan los ETF que recogen exposición en el espacio de renta fija de alto grado en la bolsa americana y un poco de tecnología, pero madura, es decir, acciones de empresas como Microsoft, Apple, Google o Amazon”, dice Gill.

Para ello, ADOS expide una tarjeta de débito (emitida por UMB Bank) asociada a la cuenta bancaria que se crea al usar la plataforma. Por parte de los usuarios, estos deben adjuntar una foto de su pasaporte para completar el proceso de registro.

Daniel Boitel, CFO de ADOS complementa: “Esta es una oportunidad para invertir de una manera segura e inteligente, pensando en el futuro en lugar de tener dinero en efectivo sin crecimiento. Con esta aplicación no necesitas ser un experto en finanzas para incrementar tu capital, porque puedes invertir en estrategias conservadoras previamente diseñadas por nuestro equipo”, enfatizó.

Asimismo, los componentes de los portafolios de inversión se balancean de manera automática. “Tenemos unas reglas de negocios que programamos en el back end de la aplicación que permiten que el portafolio se balancee en el tiempo, sin que el usuario lo sepa, aunque este lo visualiza cuando recibe su estado de cuenta mensual en su smartphone”, dice Simón Gill.

“Todas las cuentas se alojan en los Estados Unidos en dólares estadounidenses y productos denominados en esa moneda, sirviendo como una red de seguridad para nuestros clientes y sus familias, ya que los mantiene alejados de la inflación, la incertidumbre política local y otros factores que suelen verse en los países latinoamericanos. Lo mejor para nuestros clientes es que protegen su dinero de una manera sencilla”, dice Boitel.

Para acceder y crear una cuenta en ADOS, los usuarios tienen que descargar el app en sus smartphones y pagar una membresía mensual para acceder a servicio.

Asimismo, la plataforma está registrada en el Securities and Exchange Commission (SEC), con los activos de los clientes bajo la custodia de una firma de corretaje estadounidense, miembro de FINRA y SIPC (Autoridad Reguladora la Industria Financiera y Corporación para la Protección de Inversionistas en Valores de Estados Unidos, respectivamente), que protege los valores del cliente hasta un límite de US$ 500.000 incluyendo US$ 250.000 para reclamos de efectivo.

Al estar registrado en el SEC, este asesor de inversiones está obligado a recibir la información de sus inversiones y productos de ahorro todos los meses en su estado de cuenta, aunque los usuarios pueden acceder a esta información en cualquier momento a través del app del smartphone.

Antes de su lanzamiento oficial en enero pasado, ADOS pasó por un periodo de prueba de más de un año en que el participaron más de 200 usuarios. A la par, la fintech recibió una ronda de inversión por US$ 350.000 de un fondo privado de Estados Unidos.

“En ADOS hay gente de banca de inversión y de mercado de capitales de Nueva York. Todos empezamos en servicios financieros. Sabemos que hay competencia, pero lo más complicado es la ejecución, no tanto en la ingeniería. Es importante enfocarse en  el usuario para que esto funcione”, concluye Simón Gill.

Autores

Natalia Vera