Los Ángeles. Las acciones de las aerolíneas europeas, ya golpeadas por el coronavirus, sufrían un nuevo derrumbe este jueves, ya que un veto de viajes aéreos impuesto por Estados Unidos sobre buena parte de Europa agudizó la crisis del sector y elevó la presión para que los gobiernos ofrezcan respaldo de emergencia.

Los papeles de las compañías aéreas europeas, algunas de las cuales han caído en más de 50% desde que el brote empezó a detener los vuelos a China, atravesaban por una nueva ola liquidadora con pérdidas de dos dígitos unas horas después de la apertura de sesión.

El bloqueo de 30 días de Estados Unidos a todos los vuelos procedentes del área Schengen -que incluye a Reino Unido e Irlanda- es similar al que entró en vigencia para los viajes desde China a partir del 1 de febrero y no aplica a los residentes estadounidenses ni a sus familias.

"El impacto de la prohibición será más que sustancial" para las principales aerolíneas europeas en relación a los efectos en los vuelos desde China, dijo Daniel Roeska, analista de la firma Bernstein.

"El impacto de la prohibición será más que sustancial" para las principales aerolíneas europeas en relación a los efectos en los vuelos desde China, dijo Daniel Roeska, analista de la firma Bernstein.

"La prohibición efectivamente detiene los viajes desde el Área Schengen a Estados Unidos", indicó.

Los papales de Air France-KLM perdían 8,89%, mientras que las acciones de Lufthansa y de la matriz de British Airways, IAG, cedían casi 10% a las 1130 GMT. Los títulos de Norwegian Air, que había estado enfrentando problemas de liquidez incluso antes de que surgiera la epidemia, se desplomaban en 24%.

Lufthansa dijo que estaba evaluando el impacto de estas medidas en sus operaciones en Estados Unidos, mientras que Air France KLM no respondió de inmediato a los pedidos para emitir comentarios.

El hecho ocurre en momentos en que la industria del turismo, el transporte aéreo y los operadores de aeropuerto luchan por responder al fuerte descenso de los viajes y piden cada vez más apoyo del gobierno para sortear la crisis. La Unión Europea publicará el viernes sus nuevos lineamientos de ayuda estatal.